Mijares confiesa por qué estaba tan serio el día de su boda con Lucero

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante también expresó lo que siente al ver a la madre de sus hijos con su novio, Michel Kuri

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La boda de Manuel Mijares y Lucero ha sido una de las más recordadas en la historia del mundo del espectáculo, ya que esta se esperaba tanto por el público que incluso la televisaron en aquel entonces. Y ahora, a 24 años del enlace matrimonial, el cantante reveló por qué estaba tan serio ese día, algo que se preguntaron muchos de sus fans en su momento.

Durante una entrevista con Mara Patricia Castañeda, el artista explicó que su semblante serio en las fotos se debió a que estaba muy nervioso por tener tantas cámaras frente a él.

“Qué si yo estaba tenso o enojado, a ver, me estoy cansando ¿quién no está nervioso en la boda? Aparte con una cámara aquí (en la cara), bueno yo sudaba, arrancaba aquí (en el cuello) pasara por ciertas partes nobles y me llegaba hasta el zapato… ‘Es que Mijares estaba muy serio’, cómo no voy a estar serio, te estás casando, yo nunca me había casado”, sentenció entre risas.

Mijares recordó que para Lucero fue más fácil, ya que a ella se le da muy natural sonreír: “Lucero tenía mucho más juego con las cámaras, ella vive riéndose, así duerme”, señaló.

Por otra parte, el cantante fue cuestionado sobre la relación de Lucero con Michelle Kuri, destapando si alguna vez sintió celos por él.

“Fíjate que yo no soy muy celoso, no muy. Mira, cuando ves feliz a alguien que quieres, te da gusto a ti, ¿me entiendes?, te da felicidad por la felicidad en la gente que quieres y la verdad ella también ha demostrado un gran cariño por mí, mucho respeto y yo por ella”, apuntó.

Y además de que mantienen un cariño muy grande el uno por el otro, Mijares aseguró que los dos tratan de mantener ese ambiente sano por sus hijos. Incluso, el intérprete contó que él y Lucero son vecinos, y que solo los separa un elevador.

“Hay muchas cosas de convivencia, muchas cosas de ensamble, de formas de ser, mucha gente con caracteres diferentes que, de repente, no embonan, y aquí la hemos llevado muy bien desde siempre, no hubo gritos, ni sombrerazos. Decidimos estar cada quien en su ala; ella está en el ala A y yo en la B, entonces los chavos realmente de elevador a elevador estamos a 20,30 pasos”, agregó.

Finalmente, Manuel Mijares expresó el orgullo que siente por la familia que él y su expareja formaron, esto a pesar de los problemas que tuvieron como pareja.

“Tú como adulto vives el duelo, lo superas y pasas la hoja y creo que lo hicimos bien Lucero y yo, en ese sentido, de ponerlos primero a ellos, como debe de ser. Es como si fuera una casa grande, cada quien tiene su lado y los chavos desde entonces, se pasan en pijama, se bañan allá, acá, se les olvidó el jabón, se vuelven a cruzar y así es cómo ellos han crecido y aparte ven que nos llevamos perfectamente”, concluyó.