Patricia Reyes Spíndola

Mezcalent

Patricia Reyes Spíndola sobre el cáncer: 'Uno piensa, no me va a dar, no me va a pasar'

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz promueve que las mujeres se autoexploren y se realicen mamografías para detectar a tiempo el cáncer de mama.

En el 2011, la actriz mexicana Patricia Reyes Spíndola recibió una noticia que le cambiaría la vida, fue diagnosticada con cáncer de seno.

Hoy, a 8 años de haber recibido ese diagnóstico, se encuentra sana y promoviendo que las mujeres se autoexploren y acudan a realizarse las mamografías, ya que se puede curar si se detecta a tiempo, como fue su caso.

“Yo decía que me las hacía (las mamografías) y no me las hacía, entonces después de preguntarme ‘¿por qué a mí?, me pregunté, ¿para qué a mí?’ y dije, pues ha de ser para informar a las demás mujeres de que se lo hagan, que se tomen en serio, que se quieran a sí mismas y que no dejen de hacer sus revisiones”, aseguró.

Pese a que su madre había tenido esta misma enfermedad, ella considera que fue muy inconsciente por no tomar las precauciones, ya que cuando hay antecedentes, la posibilidad de padecer este mal es aún mayor.

“Uno piensa ‘a mí no me va a dar, no me va a pasar’ y yo creo que lo que se tiene que pensar es que cualquier mujer estamos expuestas a volvernos una estadística y por supuesto, si ha habido cáncer en tu familia siempre hay que estar con más precaución, en mi caso, mi mamá había tenido y yo ni así me hacía las revisiones por inconsciencia”, contó.

Ella relata que tras la insistencia de su hermana de que fuera a realizarse un estudio general, descubrió lo que estaba pasando en su seno izquierdo.

“El cáncer es silencioso, yo no tuve ningún síntoma, en realidad no sentí ninguna bolita, el cáncer no duele, te duele cuando está muy avanzado pero, en mi caso, afortunadamente fue un cáncer uno, estaba comenzando”, mencionó.

Cuando estaba viviendo el proceso, comenzó a grabar videos para su canal de YouTube “Lupita Holística”, el cuál le sirvió como terapia.

“Hice mi canal para tener algo que hacer porque no estaba trabajando, lo abrí seis meses después, durante todo el periodo que estuve nadie se enteró, no quería hacer de mi propia enfermedad una nota, yo nunca dije nada”, declaró.

El 11 de noviembre del 2011 se enteró de su enfermedad y el 29 de ese mismo mes se sometió a una mastectomía.

“Me hice un estudio que se hizo Angelina Jolie para ver qué posibilidades tenía yo de tener cáncer de seno y salió muy bajo, salió un 6%, entonces dijo el doctor, ‘si te lo quito todo, no te voy a dar quimioterapias pero te voy a revisar cada tres meses’ y así estuve como dos años, cada tres meses y bueno, gracias a Dios ya pasó y ahorita voy cada nueve meses”, dijo.

Poco tiempo después, un tatuador colombiano, que se dedica a tatuarles el pezón a mujeres que han padecido está enfermedad, le hizo uno en tercera dimensión.

Cada año en octubre rosa da pláticas para compartir su experiencia y crear conciencia entre las mujeres, pero cree conveniente que el mensaje tiene que ser transmitido todo el año.

“Normalmente me hablan en el mes de octubre pero me gustaría que me hablaran en febrero y en marzo y en abril, porque no es nada más de octubre”, destacó, “yo siempre les digo que octubre rosa tiene 365 días”.

A todas las mujeres que están viviendo el proceso, les manda un mensaje de esperanza, “Les digo que tengan fe en ellas mismas, fe en sus médicos y si son creyentes en Dios o en la Virgen, en los ángeles, en los arcángeles, en lo que crean pero principalmente fe en ellas y en sus médicos”, finalizó.