Paula Levy aclara que Talina Fernández no la corrió de su casa

facebook

twitter

whatsapp

Email

La hija de Mariana Levy dijo que la cuarentena tensó la relación con su abuela: "Estábamos encerradas, todo el día viéndonos la cara"

Hace unos días se generó una polémica en redes sociales luego de que Paula Levy, hija de la fallecida Mariana Levy, compartiera con sus seguidores que su abuela, Talina Fernández, la había corrido de su casa y que no tenía dónde vivir.

Ante eso, sus fans le sugirieron que le pidiera asilo a su exmadrastra, Ana Bárbara, quien actualmente habita en Los Ángeles, California. A ella le gustó la idea y pidió que la ayudaran a convencerla.

En una reciente transmisión en Instagram, la joven de 18 años aclaró que fue ella la que decidió irse de casa de su abuela y está agradecida por todo lo que ha hecho por ella, pues, nunca dudó en apoyarla completamente.

Ni siquiera fue que mi abuela me haya corrido de su casa, para nada. No sé, mi abuela es una abuelita, ya tiene 76 años, está completamente en su rollo, totalmente, no tenía por qué hacerse cargo de mí, para nada, ya tendría que estar disfrutando de su vejez. Sí le agradezco porque (fueron) seis o siete meses que se hizo completamente responsable de mí, me puso casa, me puso comida, agua calentita, me apapachó, me compró ropa”, declaró la segunda hija de la fallecida ‘Pícara soñadora’.

Mencionó que el confinamiento por el coronavirus complicó la relación que tenían, pues estaban las dos en casa y llegó un punto en el que no soportó la convivencia.

“Es una persona de admirar, pero también tiene 76 años y yo tengo 18, y con el coronavirus estábamos encerradas, todo el día viéndonos la cara”, comentó.

Además, mencionó que la crianza que recibió por parte de su padre es muy diferente a cómo su abuela ve la vida, por lo que llegar a un acuerdo fue complicado.

“Mi abuela tiene sus valores y sus principios muy marcados, que es algo que me parece bien, cada quien, pero digamos que a mí me crió mi papá, tengo otra mentalidad y otra manera de ver las cosas, entonces para mí resultaba muy difícil llegar a un entendimiento con mi abuela acerca de cosas muy básicas”.

Al final, decidieron que lo mejor era separarse por el bien de las dos: “Fue como un acuerdo mutuo, pero creo que yo tomé la decisión final de que realmente como por la paz de las dos y la tranquilidad mental de las dos era que yo me fuera a vivir a otro lado”.

Quien también habló de lo sucedido fue José María Fernández “El Pirru”, padre de Paula, quien aseguró que todo había sido una broma de su hija.

“Por favor, ya les expliqué mil veces que fue solo una broma, ella ya lo aclaró y está bien”, dijo el empresario.