Ver video

¿Por qué otras víctimas de Eleazar Gómez no deben culpar a Tefi Valenzuela por llegar a un acuerdo?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La defensa de Jeanette Karam acusa a Tefi de ver por su propio beneficio; una abogada explicó a Unicable que Tefi hizo lo que pudo y buen.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El jueves de la semana pasada se confirmó una noticia que se veía venir desde hace semanas: Eleazar Gómez salió de prisión bajo libertad condicional por tres años, luego de llegar a un acuerdo de reparación del daño con su denunciante Stephanie “Tefi” Valenzuela, exnovia a quien golpeó a finales del año pasado.

Ante la noticia de su libertad ha habido muchas reacciones, algunas de apoyo y otras de indignación, pero las que más llaman la atención son las de otras presuntas víctimas del actor como la modelo Jeanette Karam, quien expresó tener miedo de la liberación de Eleazar pues ella también lo denunció legalmente por violencia durante su relación.

Rodrigo Pastrana, representante legal de Karam ha dado entrevistas donde critica el acuerdo económico de 420 mil pesos al que llegó Tefi con los abogados de Eleazar para que éste lograra su libertad, por lo menos condicional.

“Desmotivante” es así como describió que fue dicho acuerdo para su cliente y para otras mujeres que se habían sumado para hacer fuerza contra el actor y su patrón violento con las mujeres.

Jugó a su beneficio único y personal; eso ya depende de cada quien, pero fue desmotivante para las otras víctimas”, dijo Pastrana sobre Tefi, a quien en distintos medios acusan de “traidora” de la causa y la justicia.

Sin embargo, más allá de toda revictimización, ya típica de estos casos de violencia donde se culpa a las mujeres por lo que hacen sus agresores, la abogada Lilian Carolina Torres explicó a Unicable que el Procedimiento Abreviado por el que Tefi aceptó llegar a un acuerdo es la mejor decisión que pudo tomar pues hay que recordar que “la justicia penal en México privilegia la solución de conflictos entre personas, por lo que siempre existió la posibilidad de llegar a un acuerdo sin proceder a juicio”.

También señaló que lo que Tefi aceptó fue algo acorde a su acusación, pues lo que pudo probar fue violencia doméstica y lesiones calificadas, mas no tentativa de feminicidio, por lo que la procuraduría tomó el delito más fácil de comprobar.

Lo que cambió para Eleazar, en el caso de su acuerdo con Tefi es que por lo pronto se extinguió la acción penal contra él y ya no podrá ser perseguido por el mismo delito, pero eso no lo exime de entrar en otros procesos con otras víctimas que procedan contra él por violencia y otros cargos. Lo que significa que la libertad de Eleazar podría terminarse en cualquier momento.

Por lo pronto, el caso de Tefi con Eleazar está prácticamente cerrado y lo que él tiene que hacer es cumplir con la ley para que no se reabra su proceso. Eso y pedir porque otras de sus víctimas no consigan integrar nuevas carpetas de investigación, pero eso nada tiene que ver con Tefi, quien ha declarado que está conforme con el acuerdo, más allá de lo económico, por haber logrado que Eleazar reconociera que sí la agredió.

Un caso más para recordar que el trabajo de hacer cumplir las leyes no depende de las víctimas, sino de las autoridades y de las condiciones por las que atraviesa México en términos de corrupción, impunidad, violencia y machismo.