Rafael Amaya buscó a Ricardo Tapia para curar su adicción: 'Compadre, necesito ayuda'

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante revela cómo fue que él mismo llevó al actor a internarse al centro de rehabilitación de Julio César Chávez

En días recientes, el actor de "El Señor de los Cielos", Rafael Amaya, sorprendió a sus seguidores luego de hacer presencia en redes sociales tras meses de ausencia pública. Sobre la vida personal del actor no se tenía mucha información, mientras que en el ámbito laboral, su carrera parecía pausada.

Esta semana se reveló la causa real por la que Amaya había estado tan alejado del ojo público y es que, desafortunadamente, había caído en las adicciones y recurrió a ayuda de profesionales para salir adelante.

Todo sucedió luego de que Julio César Chávez compartió una fotografía junto a Rafael y de inmediato recibió mensajes preguntando si acaso el actor se había internado en la clínica que dirige el boxeador.

“¿Estaba anexado Rafael Amaya en tus clínicas?”, preguntó uno de sus fans. A lo que Chávez le respondió: “Así es. Y viene muy contento y agradecido".

Ahora, en una entrevista con la revista People, el cantante Ricardo Tapia reveló que fueron él, la hermana de Amaya y su mánager quienes lo ayudaron y sacaron de lo que parecía un pozo sin fondo en su alcoholismo y drogadicción.

El ex participante de 'La Voz' conoció a Amaya en el 2013, durante las grabaciones de "El Señor de los Cielos". Ambos forjaron una gran amistad que los llevó a ser compadres cuando el actor se convirtió en padrino de primera comunión de la hija de Tapia. Con el paso de los años, el cantante notó que su amigo no se encontraba bien, le llamaba de números desconocidos, lo invitaba a salir "de parranda" y después se desaparecía por mucho tiempo.

Fue la hermana del actor quien contactó a Ricardo Tapia por Facebook y le pidió ayuda, pues hacía meses que no sabían nada de Amaya.

"Estuve tratando de localizarlo por cielo, mar y tierra. De repente estaba en mi estudio en Culiacán grabando y recibo una llamada de él y fue cuando me dijo: 'Compadre, necesito tu ayuda, necesito que me ayudes. Ya no puedo, pero yo no quiero entrar a un centro (de rehabilitación), yo no puedo solo'", relató.

Tapia viajó en coche hasta Acapulco, donde se encontraba Amaya y de ahí se lo llevó directo a Culiacán. Viajaron por carretera para que la prensa no los fuese a ver en el aeropuerto y, casi llegando a Sinaloa, Ricardo Tapia comenzó a sentirse muy mal, con síntomas de Covid-19.

Debido a que cayó en cama, el participante de 'La Voz' ya no pudo ser quien lo llevara al centro de rehabilitación de Julio César Chávez en Culiacán, sin embargo, fue quien lo trasladó hasta la ciudad del pacífico y lo alivió durante aquellos momentos en los que Amaya tocó fondo.

"Le dije: 'No es posible, compadre, que usted mismo se esté destruyendo. Y él venía llorando, triste, sacado de onda, tocó fondo en ese momento. Le estaba haciendo ver todas las cosas chingonas que tenía en su vida y que las estaba tirando'", recordó.

Ricardo Tapia le encargó a su mánager que llevara a Amaya, al anexo del boxeador, ya que él se encontraba con fuertes dolores en las rodillas por el virus, sin embargo, el actor no tenía idea de que esa mañana sería internado.

"Rafael preguntaba, '¿a dónde me van a llevar?'. Pues vamos a desayunar. Cuando vio que era una clínica de rehabilitación estaba bien enojado mi compadre, decía que no era su compadre. Le dijo a mi ahijado (su mánager), 'dígale que no somos compadres y yo pensé, 'me vale madre, yo lo voy a ayudar'", contó.

Finalmente el actor accedió a la intervención y se recuperó de sus adiciones y el alcoholismo. De acuerdo al relato de Tapia, ahora se encuentra mucho mejor y listo para retomar su carrera.

"Es un gran ser humano, es una persona muy noble, demasiado noble. Ese personaje que miran en la televisión no tiene nada que ver con su verdadera personalidad", finalizó.