Ricardo Montaner, quien fue el invitado de la noche, nos deleitó con su voz al interpretar "Un Hombre Normal".

Televisa

Ricardo Montaner cuenta que Raúl Velasco lo rechazó por sus zapatos

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante recordó que tras cantar en tenis, le cancelaron otras presentaciones.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Durante su más reciente entrevista con Yordi Rosado, Ricardo Montaner habló de todas las etapas de su carrera, desde cómo alcanzó el éxito internacional y formó una familia donde sobra el talento, hasta los inicios, que tuvieron varios tragos amargos, incluyendo una mala experiencia con Raúl Velasco.

Para nadie es un secreto que con 'Siempre en Domingo', Raúl Velasco no sólo logró la fama y el respeto del público, sino que en muchos aspectos era un hombre que imponía su voluntad y sus gustos personales de tal modo que era capaz de ayudar a triunfar o hundir a ciertas personalidades.

En este sentido, Ricardo recordó con un sabor agridulce una de sus primeras experiencias con Velasco, quien revela que lo despreció por su forma particular de vestir.

"Yo recuerdo que toda mi vida usé zapatos de goma, toda mi vida usé tenis. Yo recuerdo muy bien que mi querido y amado, en paz descanse, Raúl Velasco un día me mandó a poner zapatos", le contó a Yordi.

Explicó que después de que el conductor lo vio cantar en el concurso de Miss Venezuela, lo invitó a México, y ahí fue cuando se hizo la desazón entre ambos.

“Yo cuando llegué con mis blue jeans y mis zapatos de goma, él pensaba que todavía no me había cambiado para cantar, entonces me presenta: 'Y de Venezuela aquí tenemos a una persona que promete mucho y México lo tiene que conocer'... Y cuando salgo me ve con la misma ropa que tenía cuando me vio en los camerinos…”, recordó.

“Veo que las muchachas no llegan, las de prensa, y de repente suben al auto con unas caras largas y me dicen: 'cancelaron los otros tres domingos'. '¿Cómo que los cancelaron?'. 'Sí están cancelados. No puedes venir'", contó.

Y fue después de esta aseveración que le explicaron que el creador de la frase “aún hay más” consideró que estaba “muy mal vestido” y además se había sentado en el piso, lo que no fue bien visto. Pero al final, después del éxito que le había traído aquella única presentación, pudo tener la gira que esperaba y meses después reencontrarse con Velasco y entablar una buena amistad que duró muchos años y que ahora lo hacen recordarlo con mucho cariño.