@sergiomayerb

Sergio Mayer no siente celos de Luis Miguel sobre su pasado con Issabela Camil

facebook

twitter

whatsapp

Email

El político aseguró que el cantante no es tema de conversación con su esposa

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Se ha dicho que Sergio Mayer ha vivido en la sombra de las exparejas de su esposa Issabela Camil, sin embargo, él asegura que no siente celos ni de Luis Miguel sobre su pasado con la madre de sus hijas.

Luego de que en la serie de Luis Miguel se mostrara un poco de la relación que sostuvo el cantante con Issabela, mucho se ha hablado sobre el amor entre los famosos, pero ella se ha mantenido firme en su postura: no hablar de su pasado con Luismi.

Y parece que Sergio Mayer optó por hacer lo mismo, pues aseguró que ‘El Sol de México’ no es tema de conversación con Issabela.

Durante su celebración de cumpleaños número 55, Mayer tuvo un encuentro con la prensa, quien le cuestionó sobre el romance del intérprete con su pareja, a lo que dio una respuesta contundente: "Ese no es tema de conversación entre nosotros".

Por otra parte, el exGaribaldi dijo estar en su mejor momento ahora que está en los años 50, agradeciendo cada circunstancia que se le ha puesto frente a él.

"A partir de los 50 para mí es como medio tiempo de un partido, le doy gracias a la vida que me de esa oportunidad de sentarme a reflexionar cómo ha sido el balance, que me parece ha sido favorable, positivo, y creo que entre más positivo tienes que ser más agradecido, hay gente que no valora y no entiende lo que tiene; a mí me ha costado trabajo llegar a donde estoy, a nivel personal, a nivel laboral, a nivel familiar, porque hay mucha diferencia entre ser feliz y ser exitoso y les puedo decir que cuando logras esa armonía y poder ser feliz, que es lo más importante, es extraordinario y hoy soy inmensamente feliz".

Finalmente, el también exactor contó que su único deseo en la vida es que su familia esté bien, al igual que su país: "Para mí lo más importante es ver a mis hijos felices, para dejar unos buenos mexicanos".