Sofía Castro deja ver el arduo trabajo en el gym y presume marcado abdomen con 'cuadritos'

facebook

twitter

whatsapp

Email

La hija de Angélica Rivera lució un bañador cruzado y dejó impresionado a más de un seguidor en Instagram

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A finales del 2020, Sofía Castro compartió con sus seguidores en redes sociales el proceso tan fuerte que le tocó vivir en la adolescencia al lidiar con bullying y baja autoestima, todo a causa de un sobrepeso.

La joven actriz, ha sido abierta en reconocer que trabaja constantemente para generar un amor propio y respeto a su cuerpo. Quizá por esta misma razón, la hija de Angélica Rivera es discreta con las imágenes que comparte en sus redes sociales, siendo muy pocas las ocasiones en las que se muestra su cuerpo en poca ropa.

En semanas anteriores, la joven había causado revuelo en su cuenta de Instagram al mostrar imágenes en un vestido negro con el cual lucía sumamente delgada. Aunque en algún momento llegó preocupar a sus fans por una pérdida evidente de masa muscular, la también hija del Güero Castro ha revelado hoy un poco de su trabajo en el gimnasio, demostrando que está más que sana y fuerte.

"Vibras de jungla. (Foto tomada) por mi amor, @pbernotk en aquel bonito lugar donde me llevaste. Las últimas dos fotos sin el filtro (pa q no me digan nada jaaa) solo que tengo una obsesión porque todas las fotos se vean del mismo tono es por eso el filtro y lo amo", mencionó.

En una imagen al frente de una bañera, Sofía lució un diminuto traje de baño con escote cruzado de halter, dejando al descubierto un duro y marcado abdomen, el cual incluso marca los famosos cuadros de lavadero.

En la sección de comentarios han destacado los mensajes de seguidores quienes han quedado más impresionados con la imagen de la actriz, destacando una serie de piropos que su propia hermana, Fernanda Castro, hizo a la rubia influencer.

En octubre del año pasado, Sofía Castro se sinceró con sus fans declarando que fue víctima de bullying durante su adolescencia, provocando esto una inseguridad en ella y desarrollando una relación compleja con su imagen.

"Yo a los 14 o 15 años tenía sobrepeso, estaba gordita y me molestaban en la escuela por eso. Me acuerdo que un día estaba en la escuela (...) vi que todos mis compañeros deshicieron la fila frente a mi, cuando me di cuenta vi que había dado el botonazo y no saben cómo me molestaron con eso", comentó Sofía.