Thalía celebra su aniversario de bodas; revivimos los detalles de su vestido con cola de 17 metros

facebook

twitter

whatsapp

Email

Han pasado tan solo 20 años desde que su vestido de novias se volvió icónico

Han pasado tan solo 20 años desde que Thalía y Tommy Mottola unieron sus vidas en matrimonio con una de las ceremonias religiosas más icónicas de la cultura pop en español.

La celebración de su amor se volvió uno de los eventos más vistos y buscados por la prensa en el año 2000, ya que gran parte de la atención que robó aquella noche en la catedral de San Patricio en Nueva York se debió al increíble ajuar de novias que presumió la mexicana.

A dos décadas desde su enlace matrimonial, Thalía y Mottola celebran su aniversario de bodas con románticas dedicatorias en redes sociales, mientras que sus fans los felicitan no solo a ellos, sino también al icónico vestido de la cantante quien también celebra sus 20 de haber enamorado al público mexicano.

"Feliz aniversario amor mío. Estos 22 años juntos han sido lo más hermoso que nos ha pasado en esta vida. 20 años atrás, salíamos de la catedral de San Patricio llenos de ilusiones y planes y mira hasta dónde hemos llegado mi amor", escribió Thalía en el pie de foto de una publicación en la que compartió un video con imágenes de aquella espectacular noche.

En la sección de comentarios, unos de los primeros mensajes dedicados a la celebración de la pareja fue de nadie menos que de la cantante argentina, Nathy Peluso. La también rapera felicitó al matrimonio, no sin antes enviarle también sus respectivas felicitaciones a la inmensa cola del vestido que se volvió en un protagonista más de aquella boda.

"Felicitaciones a los dos. Icónica. Una reina. Como olvidar la cola de 17 metros", escribió la intérprete.

A dos décadas desde aquella noche en Nueva York, recordamos increíble ajuar de bodas de Thalía con algunos datos que quizá tampoco sabías sobre su diseño.

Thalía rechazó casarse con algún vestido de Christian Dior o Armani, no, en su lugar, la mexicana acudió con su gran amigo, y famoso diseñador de las estrellas, Mitzy.

En repetidas entrevistas, la cantante reveló que desde que era una adolescente, su sueño era caminar al altar con un vestido de él y que, incluso, era algo con lo que solían fantasear juntos cuando ella lo visitaba en su taller.

"Mi vestido no es negociable. No soy tonta sé quién es Dior pero nadie va a hacerme ese vestido con el mismo cariño que tú me lo harías", le dijo Thali a Mitzy.

La confección tardó más de un año y visitaron la casa de Swarovksi para elegir cada uno de los cristales que llevaría bordado el diseño. La gran tiara que la mexicana usó en la boda era de brillantes tan costos que no solo eran más caros que el propio vestido, sino que tenía su propio equipo de guardias de seguridad.

Finalmente, el detalle más icónico de todo el atuendo de novia fue su kilométrica cola. En un principio, Mitzy y Thalía habían decidido que la cauda que pasearía por la catedral de San Patricio sería de un largo de más de 62 metros, sin embargo, Tommy Mottola reaccionó: "¡Están locos los dos!".

El productor musical pidió a su prometida que recortara su cola de vestido a 33 metros mientras que al final terminó en 17 con una sección en l que se bordaron las iniciales de los novios: T&T.