Vanessa Guzmán responde a quienes le dicen que ya parece hombre y travesti

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz le puso un alto a quienes critican su cuerpo y recordó que hay que decir no a los estereotipos de belleza tóxicos

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Vanessa Guzmán ha transformado su cuerpo por completo. Los cambios en la actriz se documentaron durante todo 2020, cuando decidió dedicarse de lleno al gimnasio. Los resultados de esa dedicación han sido drásticos, tanto que no han faltado los admiradores que la animan a seguir, pero tampoco aquellos que la critican fuertemente y le dicen que con tanto músculo “se está transformando en hombre” o que “ya parece travesti”.

En enero de este año, la actriz compartió una foto en su Instagram donde detalló todo el trabajo que le ha costado conseguir la figura que ahora luce, con los brazos y los femorales más marcados. La ex reina de belleza 1995 recalcó que no todo ha sido disciplina en el ejercicio, sino que una buena alimentación ha hecho el verdadero cambio.

“LOS LOGROS NO LLEGAN SOLOS... siempre de la mano hay un equipo detrás, y hoy muy agradecida estoy por este patrocinio para llevar mi preparación al máximo. Gracias por su ofrecimiento 🙏🏼 y por tan bella presentación a su equipo”, escribió en ese momento.

Y es que para Vanessa, el camino ha sido duro, pues antes de estar bajo supervisión médica, ella padeció bulimia y anorexia, dos trastornos alimenticios que ella adjudicó a las duras críticas que desde muy pequeña recibió sobre su físico.

Sin más preámbulo, esta vez ella respondió no sólo claro y fuerte sino con una merecida dosis de humor a todos aquellos que, sin pedirlo, opinaron sobre su aspecto.

“Hola Vane, eres bien linda y hermosa pero cada vez más que haces ejercicio te estás transformando en hombre, no continúes tan exhaustivo, no cambies”, le escribió un seguidor. A lo que ella respondió: “A lo mejor por eso cuando me ven los hombres y ponen cara de borrego, ahora sé que es porque “quisieran un cuerpo como el mío”. ¡Aclaraste mi duda! Yo de mal pensada.

Y no fue la única respuesta ingeniosa, a otro que le escribió: “eres hermosa, te admiro y por eso te sigo pero ya no se ve bien tu cuerpo, porque ya se ve de hombre”, ella contestó: “¿cómo cuál? Manda fotos…

Vanessa no es la primera ni la única en recibir este tipo de críticas por su cuerpo, que se apega más a lo que la sociedad ha considerado “masculino”, recordemos a la atleta Ana Gabriela Guevara, a quien en 2001 le pidieron controles de feminidad para sus competencias; y a la fallecida Soraya Jiménez, la primer mexicana en conseguir una medalla de oro en halterofilia en los juegos olímpicos de Sidney 2000, a quien su musculoso cuerpo le valió terribles críticas y rechazos.

El machismo y los prejuicios sobre los cuerpos de las mujeres no cesan y los roles sociales se siguen percibiendo siempre desde el binario: masculino/femenino. Sin embargo a Vanessa parece no importarle y aplicar la infalible del humor, como aquella en la que otra opinión no pedida le dijo: “Ya pareces travesti”, a lo que ella remató: “se ve que los conoces muy bien. Tienes buen ojo”.