Yahir lamenta haberse dado cuenta tarde de las adicciones de su hijo

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante también habló del proceso de recuperación de su primogénito, Tristán

Yahir se ha abierto mucho sobre la relación que tiene con su hijo, además de los problemas que tiene Tristán con el alcohol. Y ahora, el cantante señala que se arrepiente de haber sido muy permisivo con su hijo cuando era todavía un adolescente.

Fue durante una entrevista con Jorge ‘El Burro’ Van Rankin, con quien se abrió y lamentó haberse dado cuenta demasiado tarde de los problemas con el alcohol y drogas que su hijo tenía.

“Yo creo que fue ese rollo de ser demasiado permisivo de darme cuenta demasiado tarde que mi hijo tenía un problema de adicción, eso es muy fuerte porque no nos dimos cuenta hasta el momento en que mi hijo se abrió conmigo ya empezamos a tener diferentes tratamientos, diferentes programas de ayuda. Tristán es un gran chamaco, tenemos una comunicación asertiva, muy fuerte, y eso se lo agradezco muchísimo a Dios y a la vida”, apuntó.

Además, el intérprete también habló de cómo está viviendo el proceso de recuperación para evitar que caiga de nuevo en las adicciones. Y también recordó que, en los inicios de su carrera, cuando tocaba en bares, debía dejar encargado a su hijo en la barra.

“Al principio palabras, tratar de ayudar, al principio era una cuestión de dar consejos cuando ya decidimos tomar terapia profesional fue cuando no entraban los consejos. Yo no he dejado a mi hijo en ningún momento, lo que sí es que empezamos un poco tarde porque no me había dado cuenta”.

Ante esto, el cantante dijo que lo más importante para criar a un hijo era hacerlo con amor, algo que nunca le faltó a su hijo Tristán.

“Lo mejor que nos pudo haber pasado definitivamente es que desde niño hasta el día de hoy, hemos tratado a nuestro hijo con puro amor, día tras día, con puros besos, abrazos, ‘te amamos’, ‘estamos contigo’, es lo único que hemos hecho desde que el niño nació hasta el día de hoy, siento que es un peso más grande que cualquier adicción”.