“Yo pensé que estaba muerto”: Juan José Ulloa relata cómo su bebé se ahogó con la comida

facebook

twitter

whatsapp

Email

El conductor contó al programa hoy cómo es que su hijo de 10 meses pasó minutos sin respirar

Este martes, Juan José Ulloa estuvo en el programa Hoy y ahí describió los largos momentos de angustia que sufrieron él y su esposa cuando su pequeño hijo Mateo de 10 meses casi se muere por atragantarse con comida.

El conductor contó que recientemente al obligar a su bebé a terminar su comida, mientras le limpiaba la boca con una servilleta, el bebé gritó enojado y al aspirar la comida, se atragantó.

Al percatarse que no se trataba de un berrinche, sino de un ahogamiento, Juan José levantó a Mateo para darle reanimación cardiopulmonar (RCP), pero no funcionó. Pasados unos minutos, lo volteó para golpearle la espalda y desatorar la comida pero tampoco funcionó.

Al ver que nada funcionaba, la pareja se desesperó al punto en que Gabriela, la esposa de Juan José se dio por vencida, pero el conductor siguió intentando hacer que el bebé respirara, mientras pidió que le llamaran a su suegro que es médico pero la llamada tampoco se dio.

“Ella dice que sintió que se estaba despidiendo, y yo lo miraba y sentía lo contrario, sentía que me decía 'ayúdame, aquí estoy, estoy echándole todos los kilos, haz algo, o sea dependo de ti, no puedo toser, no puedo respirar, tengo 10 meses, haz algo'", relató Juan José entre lágrimas al recordar el momento.

El terror pasó cuando por fin él pudo meter los dedos a la garganta de su bebé para empujar la comida. Dos intentos bastaron para que Mateo pudiera volver a respirar y a moverse sin ningún tipo de reanimación.

Juan José agradeció la ayuda de su vecino pediatra quien acudió después del episodio a revisar al pequeño Mateo para asegurarse de que estuviera bien, y recordó a los padres y madres estar pendientes de sus hijos. Al final, después de recordar el terrible momento, quiso enviar un mensaje a su hijo Mateo: “le quiero decir, por si la vida me separa de él algún día, ‘que me has metido un susto terrible’, y que cuides a tu hermano”.