INSTAGRAM

Niurka sufrió violencia en su primer matrimonio, su ex la llegó a amenazar con pistola

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz habló en "La última y nos vamos" de cómo fue su relación con su primer marido, el padre de su primogénito Kiko

Quien siempre ha preferido ser transparente y decir lo que piensa es sin duda Niurka Marcos .

En el programa La última y nos vamos, estuvo como invitada para hablar de momentos importantes para ella, desde sus primeros años de vida en Cuba, sus relaciones amorosas, sus escándalos, sus hijos hasta su trabajo en el medio artístico.

La actriz abrió su corazón con Yordi Rosado y por primera vez habló de la violencia que vivió en su primer matrimonio con Federico, el padre de su primogénito, “Kiko”, hoy de 29 años de edad.

Su expareja la trajó a vivir a México y le prometió felicidad, pero todo se convirtió en una pesadilla por los episodios de violencia que pasó y por las condiciones en la que la tenía viviendo, incluso estando embarazada.

“Pase todo mi embarazo en Mazatlán frente al mar en una casa que rentó, con un colchón en el piso, con un refri y con todo en el piso (…) vivíamos en un cuarto de dos por cuatro”, reveló la también vedette.

Yordi se sorprendió al saber que en esta etapa de gestación dormía en el suelo; ella dijo que tiene fotos de eso, sin embargo, esos momentos los trató de vivir de la mejor manera.

“Describí que su mundo era de mucha pobreza, pero yo traté de adaptarme porque no me importaba, eso no era mío, ese era su mundo, el mío era otro”, destacó la cubana.

Pero lo peor estaba por empezar, pues su exmarido comenzó a maltratarla e incluso llegó a golpear a su hijo cuando era un bebé.

“Un día íbamos en la camioneta y Kiko estaba acá llorando, grite y grite, y le aventó un manazo al niño ‘cállalo’”, contó la actriz. Ante eso, Niurka no se dejó y para defender a su bebé le dio un golpe en la cara, lo que desató su furia.

“Paró la camioneta en una terracería, se bajó, me agarró por los pelos, me bajo de la camioneta hasta allá, yo dije ‘me mataron, aquí ya me llevó la mexicana’ y yo gritando”.

Pero esa no fue la única ocasión, una vez la apuntó con una pistola en la cabeza; él portaba armas porque trabajaba en la PGR, por lo que la mayor parte del tiempo estaba laborando y ella estaba sola.

“Llegó mi mamá de Cuba y le dije (a Federico) ‘ve, aunque sea un ratito, que no vea que el bebé y yo estamos solos, me va a ver en el departamento con el colchón en el piso, todo en el piso y luego que tu nunca apareces, por lo menos miénteles, aunque sea mentira’”, reveló la artista.

Ante la exigencia que le hizo, él se enojó, sacó una pistola y le apuntó en la cabeza, lo que ocasionó en ella fue miedo y, le hizo que se orinara en los pantalones; al llegar a su hogar, su madre se enteró y decidió ir a enfrentarlo.

“Cuando mi mamá me vio, puta madre, me agarró del brazo, me subió al volante, agarró al bebé y me dijo: ‘Llévame para allá”.

La madre de Niurka la defendió con uñas y dientes y pidió que en lugar de que le hiciera daño a su hija se lo hiciera a ella: “dispárame a mí, ponme la pistola a mí”.

Niurka nació y creció en Cuba pero conoció a Federico cuando viajó a Mérida por un espectáculo en el que participaba; él estaba hospedado en el mismo hotel y ahí fue donde se dio el “click”. Posteriormente, él fue a Cuba a buscarla y a pedirle matrimonio.

Ella admite que al ser “joven, inocente e inmadura” la llevó a casarse con él, ya que lo que ella buscaba era independizarse y sentirse “un poquito más adulto”. Tras terminar su relación con él, conoció al papá de su segunda hija Romina, con quien no se casó. Y años después, conoció al papá de su tercer retoño, Emilio, el productor Juan Osorio, con quien duró casi ocho años.