INSTAGRAM

Andrea Escalona le pone un alto a sus detractores: 'no le quiero demostrar nada a nadie'

facebook

twitter

whatsapp

Email

Andrea reveló que es difícil ser hija de la productora, Madga Rodríguez, pero no le afectan los comentarios que hacen sobre ella y su carrera

Ser hijo de un personaje reconocido es muchas veces motivo de comparaciones y, en ocasiones, se puede llegar a decir que se tiene ciertas ventajas, y esto es lo que Andrea Escalona ha tenido que lidiar. Su trayectoria en el medio ha hablado por si sola y ha demostrado todo lo contrario.

La conductora estuvo como invitada en Terapia de Shock, en donde Silvia Olmedo y sus invitados, Odalys Ramírez y El Indio Brayan, hablaron sobre los sueños y los sacrificios que se deben de hacen para llegar ahí.

Andrea nació y creció dentro de una familia de artistas y, desde que se vio envuelta en el medio artístico, supo que era a lo que quería dedicarse. Ha estado en diversas televisoras dentro y fuera de México, y actualmente esta como conductora en el programa HOY, de donde su mamá, Madga Rodríguez, es la productora.

Cuando Silvia la cuestionó sobre si ha sido difícil ser la hija de Magda y trabajar para ella, respondió que sí lo es.

Sí, es muy pesado, si a veces pesa. En está última ocasión en Hoy me dijo ‘¿y qué, trabajamos juntas?' y si respire tantito y dije ’¿Si? pues va, pues órale’ porque sé el peso que viene detrás, sé la carga que viene emocional de ‘claro, está ahí por ser hija de’”, contó la también cantante, “yo ya tengo 34 años y desde que nací en este medio y tampoco le quiero demostrar ya nada a nadie, porque creo que también ya me gané mucho derecho de piso”.

A los ocho meses de nacida hizo su debut en televisión en la telenovela Seducción (1986), a lado de Maribel Guardia y, desde entonces no ha parado de trabajar para lograr a tener una exitosa dentro de los medios.

Ella recordó su niñez rodeada de estrellas que llegaban a su casa de visita y cómo eso la hacía creer que no existía otras profesiones fuera de la televisión.

“En mi casa llegaba Luis Jimeno, Don Ernesto Alonso, Antonio Jímenez Pons (...) y yo pensaba que todo era la tele, para mí era como: '¡qué raro que haya otras cosas que no sea la televisión!’”.

No solo es conductora y cantante, también es actriz de teatro y televisión. Su última participación en una telenovela de Televisa fue en Y mañana será otro día (2018).