Mariah Carey revive su momento más incómodo en entrevista con Ellen DeGeneres

facebook

twitter

whatsapp

Email

Ella la"obligó" a revelar su embarazo incluso cuando Carey se negaba; a las pocas semanas la cantante tuvo un aborto

Tras el reciente escándalo que rodea a la conductora estadounidense Ellen DeGeneres , luego de que fuera expuesta como supuesta jefa abusadora de su equipo y bully con trabajadores subordinados de su show, una de las conversaciones que más ha levantado debate en redes sociales es sobre si la presentadora de 61 años de edad llevó ese supuesto abuso y falta de respeto incluso hasta sus invitados en el programa.

Una historia que se repite constantemente en relación a las actitudes irrespetuosas de Ellen es la que vivió la cantante Mariah Carey luego de intentar esconder un embarazo del cual todavía no quería dar detalles, y sin embargo la presentadora lo reveló.

En aquel momento, Carey visitó al programa de DeGeneres cuando se encontraba en la primera etapa de un embarazo que tuvo con su ex pareja Nick Cannon, en el 2006, por lo que intentando tener la noticia "en exclusiva", Ellen intentó de todo para sacar la verdad de la cantante, incluso cuando ella aclaró que no quería hablar del tema.

La conductora llegó al punto de pedir a su producción dos copas de champagne para celebrar, entonces, que su invitada "no estaba embarazada", a lo que Mariah solo se limitó a fingir que tomaba la bebida. En ese momento Ellen confirmó con un grito: "¡Estás embarazada!".

Aquel fragmento de la entrevista quedó guardado en la memoria de los fans de la intérprete de de "Without You", no solo por la evidente incomodidad a la que fue sometida por parte de la presentadora del show y su imprudencia, sino que fue doloroso para los seguidores de Mariah descubrir que poco después de aquella entrevista, la cantante tuvo un aborto espontáneo, así lo confirmó ella misma dos años más tarde, en el 2008.

En una reciente entrevista con Vulture , y con respecto a las acusaciones que se hoy en día se le hacen a Ellen, la cantante se limitó a confesar que sí fue "extremadamente incómodo" aquel momento.

"No estaba lista para contárselo a nadie porque había tenido un aborto espontáneo. No quiero arrojar a nadie que ya esté siendo arrojado debajo de un autobús, pero no disfruté ese momento", confesó.

Para finalizar con el tema, la cantante agregó que le hubiera gustado que la hubiese tratado con algo de compasión hacia lo que ella experimentaba.

"Hay una empatía que se puede aplicar a esos momentos que me hubiera gustado que se implementaran. ¿Pero qué se supone que debo hacer? Es como, (canta) '¿Qué vas a hacer?'", dijo.