Sylvester Stallone en el evento National Board of Review Gala en 2016.

Getty Images

Sylvester Stallone y las posibles causas de su repentino divorcio

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor y Jennifer Flavin anunciaron que su matrimonio terminó después de 25 años.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Después de que la semana pasada se anunciara el repentino divorcio de Sylvester Stallone y Jennifer Flavin, mucho se ha especulado sobre las razones por las que la pareja decidió separarse tras 25 años de matrimonio, uno que hasta hace poco parecía ser estable y feliz.

En cuanto se dio a conocer la noticia, resaltó que Flavin acusó al actor de ocultar algunos de sus bienes para no darle la parte que le corresponde con el divorcio. Ante esto, los abogados del actor no han dado mayores detalles.

Pero más allá del pleito por la fortuna que el actor y su esposa forjaron con los años, quedan pendientes algunos aspectos del que augura ser un polémico divorcio. Sobre todo en la parte de saber qué fue lo que ocasionó que tomaran la decisión del divorcio tan rápido.

Según la revista People, una fuente cercana les dijo que con el paso del tiempo, la diferencia de edad entre ellos, 22 años de diferencia, había sido un factor determinante para llegar al punto en que tuvieron diferencias irreconciliables.

Son personas muy diferentes, en cuanto a edad y temperamento [...] Lo que antes era emocionante y desafiante ahora es rutinario e irritante”, se lee en la citada revista.

A la edad y el cambio de intereses, se suma una supuesta actitud caprichosa y arrebatada del actor quien, según este informante, hacía cosas sin preguntarle a Jennifer, por lo que tantos años con discrepancias constantes terminaron por ahogar el amor en el matrimonio.

Y justo este último aspecto, el de los caprichos, es lo que finalmente habría derramado el vaso, pues según TMZ, aunque el actor negó que sus rottweilers hayan sido motivo de peleas y separación, lo cierto es que el actor no dudó en usarlos para hacer evidente que las cosas no iban bien, pues en meses pasados sorprendió al tapar el tatuaje de la cara de Jennifer con la imagen de Butkus, el perro original de Rocky y que es muy parecido a uno que adquirió recientemente.

Y aunque a través de un comunicado se dijo: “El señor Stallone tenía la intención de actualizar la imagen del tatuaje de su esposa Jennifer, sin embargo, los resultados fueron insatisfactorios y, desafortunadamente, irreparables. Como resultado, tuvo que cubrir la imagen original con un tatuaje de su perro en Rocky, Butkus”, esto fue lo que hizo que Jennifer pusiera punto final a la relación que, según dijo otra fuente, ya sólo se mantenía en papel, pues ninguno de los dos solucionaban sus problemas y sólo seguían con sus vidas.