Instagram

Así Somos: El amor de una madre hacia su hijo Luis Rivas, ‘estoy muy orgullosa de él’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Para la mamá de Luis Rivas, la Sra. María del Carmen López, los logros de su hijo la llenan de felicidad y orgullo

Ver a mi hijo Luis me hace darme cuenta que las bases que le di como madre han funcionado, gracias a Dios el vio mi ejemplo, siempre trabajando para ellos, para mis dos hijos, y eso me llena de orgullo.

Es una persona dedicada, siempre desde muy chiquito tuvo su objetivo y nunca lo cambió, siempre bien claro, a él le gusta ser líder.

De niño lo metí a clases de teatro porque eso le encantaba, hizo muchos extras en telenovelas y anuncios, a veces uno tiene sus dudas de lo que será en un futuro, pero si se le cumplió lo que tanto deseaba.

Es un muy buen muchacho, muy responsable y además, me da gusto porque he escuchado comentarios de algunas personas que trabajan con él y siempre son buenos, aunque entrecomillas está de fiesta, siempre está al pendiente de su negocio.

Lo veo con sus negocios, como siempre hay problemas que resolver pero siempre los soluciona, yo le doy consejos y siempre me escucha y como no voy a estar contenta de estar viendo a mi hijo feliz en varios aspectos de su vida.

Como a cualquiera de nosotros el enamoramiento le llegó y afortunadamente Choche, su esposo, es un buen muchacho, yo los veo que tienen una bonita relación, se apoyan y se quieren.

El día de su boda fue un momento de mucha emoción, yo la disfrute mucho, estuvo muy bonita, perfecta de todo, nada le falló.

Es un muy buen hijo, habrá gente que se expresa mal de sus preferencias, pero todos tenemos familia y cualquiera puede tener un hijo, un nieto, un hermano, un sobrino, son unas bellísimas personas que son igual que nosotros, exactamente igual.

Es muy triste que algunos padres no apoyen a sus hijos, finalmente nunca dejarás de ser un hijo, seamos como seamos.

Yo siempre le digo que estoy muy orgullosa de él, que no deje nunca de luchar por sus sueños, obviamente que se cuide, que cuide su trabajo y todo lo que Dios le ha dado.