Instagram

Así Somos: Querida Mickey, carta de una madre a su hija

facebook

twitter

whatsapp

Email

Angélica María Bustamante, madre de Mickey, comparte lo mucho que admira a su hija y lo orgullosa que está de ella

Recuerdo a Mickey como una niña inquieta pero muy aplicada para la escuela, nunca tuve problemas para que hiciera sus tareas, siempre ha sido alegre, carismática y con muchas amistades, a todo el mundo le cae bien.

Mi sueño era que ella fuera médico pero siempre se inclinó por otros gustos y yo la apoyo.

En algún momento creímos que se iba a ser dibujante o pintora, ya que siempre dibujaba chicas con cuerpazo, cinturita, mucha cadera y el cabello largo y era porque siempre se reflejó así.

Cuando decidió manifestarse ante la sociedad como lo que es, le dije “yo te voy a apoyar”, al principio ella sentía algunos miedos, ya que hace algunos años no era tan fácil y menos siendo de una ciudad tan pequeña como Mazatlán, de donde somos originarios, pero después de investigar sobre el tema, se dio cuenta que tenía que sacar lo que es, su ser, su verdadera esencia y pues siempre la respete y para su fortuna, todos sus amigos y la gente que la conoce la vieron con admiración y mucha valentía.

Desde pequeña siempre quiso ser una persona conocida y sobresalir de los demás y lo ha cumplido, para mí es un orgullo, verdaderamente toda la familia estamos muy orgullosos de que ha demostrado que se puede salir adelante con toda la intención y cuando se fijan metas.

Mickey siempre se fijó metas desde muy chica, desde prepa quería irse a México y quería probarse de que podía y la verdad es que estamos muy contentos y seguiremos apoyándola.

Ella deseaba tener su fiesta de quince años y el día que se le cumplió, yo reprimí muchas lágrimas de emoción, yo no estaba enterada de que era su sueño y para mí fue muy satisfactorio.

Hace años, cuando cumplió 15 años, ella quería una fiesta con vestido y todo pero la verdad en esa época yo si me detuve y le dije “vas a ser muy criticada” y ahora Mickey lo manifiesta, se quedó con esa gran ilusión como muchas chicas que tienen ese gusto y para mí ese día fue muy emocionante, estaba muy contenta porque la vi feliz y esos recuerdos nos van a quedar para toda la eternidad.

Otro de sus sueños es el de llamarse oficialmente Mickey y cómo esto es posible en la Ciudad de México voy a apoyarla, vida tenemos una.

Su nombre de nacimiento fue en relación a mi papá, su abuelo Miguel Ángel y para mí, mi hija es un ángel, desde que estaba chiquita la llaman Mickey, si lo llaman por su nombre nadie la reconocería, entonces ahora que es muchacha le sienta bastante bien.

Como padres tenemos que demostrar el amor por los hijos, sea como sea, no importa las decisiones que tomen, en este caso, si hay una preferencia o tendencia de cualquier tipo, creo que sin los padres, estos muchachos se van a sentir frustrados, deprimidos y llegan a veces hasta el suicidio.

Tenemos que apoyarlos, tenemos que manifestar que son gente común y que son parte de la misma humanidad que nos tocó vivir, en este milenio súper transformado con muchos cambios, a diferencia de décadas anteriores y tenemos que evolucionar como seres humanos y aceptar la diversidad.