Bárbara de Regil revela que los implantes de seno que se puso en la adolescencia eran usados

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz explica que tras las terribles secuelas de esa cirugía, se sometió a otras para remediarla

No es una novedad decir que Bárbara de Regil tiene uno de los cuerpos más trabajados del espectáculo. Pero no siempre fue así, la actriz reveló que durante su juventud sufrió de bullying por las proporciones de su figura, lo que la orilló a someterse a una cirugía que le causó mucho daño.

Cuando yo estaba en la adolescencia me decían La plana porque no tenía bubi. Me traumaba, me lastimaba y me daba muchísima inseguridad. Cuando crecí, a la primera oportunidad que tuve, porque nadie me enseñó a amarme como soy, me metí a un quirófano a operarme las bubis. Todo salió mal con mi operación”, contó este fin de semana a través de su Instagram.

Pero esas secuelas no fueron pocas, Bárbara dio detalles de lo mal que la pasó. Explicó que nunca investigó sobre los implantes que le iban a poner ni la reputación del cirujano. Así que en 2011, cuando tuvo su primer protagónico, sintió dolor en el pecho, pero como no pudo ausentarse de las grabaciones, tuvo que esperar hasta que terminara el proyecto para poder revisarse.

Tras ir a consulta y hacerse los estudios, le confirmaron que tenía que ser intervenida de urgencia, pues los implantes que le habían puesto eran usados.

No vas a creer lo que encontré, tus implantes son usados”, le reveló su médico.

“Tuve muchas infecciones, las cirugías eran para reconstruir, cicatrizar, mil cosas que a mí me daban mucho nervio”, dijo. Y aseguró que aunque le quedaron muchas cicatrices por esto, eso no le importa y agradece poder estar viva y sana.

Sobre los motivos de su primera operación y las decisiones que muchas mujeres toman, impulsadas por malos comentarios, Bárbara dijo que lo más importante es aprender a amarse.

Aunque ella ha sido criticada en muchas ocasiones por su manera de transmitir que el físico es lo más importante, en esta ocasión resaltó que es vital informarse adecuadamente antes de tomar decisiones sobre la modificación del cuerpo.

Mi mamá no me enseñó a amarme y entonces creces pensando que no eres suficiente, que los defectos los ve todo el mundo y muchas cosas más que no son ciertas. Nadie se da cuenta de tus defectos, lo que tú pienses es lo que vas a crear, es el mundo que vas a vivir”, concluyó.

Bárbara no es la primera actriz mexicana en abrir la conversación sobre los riesgos y secuelas tras una cirugía de implantes de seno. En el 2020, Michelle Renaud se sometió a una operación para retirar la silicona de su cuerpo, luego de descubrir que sufría de la Enfermedad de Implantes de Seno.

Con el fin de hacer más consciencia en el público, acerca de los síntomas y complicaciones médicas que esto generó en su vida, la actriz fue parte del especial de Televisa Digital, Por la belleza de ser yo misma: historias para visibilizar la Enfermedad por Implantes Mamarios. Entra al enlace y mira el testimonio de Michelle Renaud, Thalí García y más mujeres que vivieron con esta enfermedad silenciosa.