Afectada por el bullying cibernético, Billie Eilish confiesa que intentó quitarse la vida

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante de 18 años admite que fue gracias a su hermano y su madre que logró entrar en razón y “volver a la realidad”

Cuando en 2016 Billie Eilish logró poner en el ojo del público su tema “Ocean Eyes” a sus escasos 13 años, para luego convertirse en un fénomeno internacional a sus 15, es difícil imaginar el tipo de retos a los que se enfrentó la artista hoy ganadora de un Grammy.

Entre algunos de los temas que más le ha molestado a Billie, y de los cuales ha hablado abiertamente en repetidas ocasiones, es la fama y el efecto que llegó a tener en ella y que incluso hoy en día a sus 18 años sigue lidiando.

En una reciente entrevista con la revista QG , la intérprete de “Bad Guy” reveló que la ansiedad que llegó a sentir a causa del bullying cibernético que recibió, la hizo llegar a tocar fondo e incluso a pensar en quitarse la vida.

“Oh, Dios. Es increíble. Casi me suicidio por (culpa) de Twitter hace un par de años”, declaró la cantante.

De acuerdo a la revista británica, la cantante cuenta que todo sucedió en un cuarto de hotel en Berlín, Alemania, cuando durante su gira en el 2018, Billie era presente en redes sociales como Twitter y tenía la oportunidad de leer todos los comentarios de odio que recibía por parte de haters que no comulgaban con la música, estilo o personalidad de la artista.

Todo esto terminó provocando que la adolescente experimentara una serie de pensamientos suicidas: “Estuve pensando en la forma en la que iba a morir”.

La cantante confesó que nada en aquellos pensamientos suicidas se concretó gracias a su madre y su hermano, quienes “la volvieron a meter en la realidad”, así como un amigo cercano que la conoce desde los 14 años quien la ayudó a sobrevivir una “muy mala” semana en aquella gira.

Las declaraciones de la joven ganadora del Grammy han sorprendido a muchos, sin embargo, tienen sentido si recordamos algunas de las entrevistas en las que anteriormente Billie Eilish habló abiertamente de su salud mental y la depresión que experimentó durante el 2017 y 2018.

Entre algunos de los temas que mayormente perseguían a la artista y compositora, ella misma compartió con la revista Vogue en el 2020 que destacaban una relación sentimental en que recibió maltrato emocional, un grupo de amigos al que ahora considera “tóxico”, pero principalmente su imagen corporal.

Yo odiaba mi cuerpo. Hubiera hecho lo que fuera porque fuese diferente. Yo quería ser como una modelo, pero era llenita y baja. Me desarrollé a muy temprana edad. Tuve senos a los nueve años y mi periodo a los 11, entonces mi cuerpo avanzaba mucho más rápido que mi cerebro”, explicó.

Si un problema ha tenido la cantante con respecto a la percepción que el público tiene sobre ella, sin duda deben ser los comentarios sobre su cuerpo que ha recibido a lo largo de su corta carrera.

El bodyshaming, que en español se define dicho término como “avergonzar a alguien por su cuerpo”, ha estado presente durante los momentos más incómodos para la artista, luego de sentir como en Internet la gente no dejaba de hablar de su cuerpo, ya fuera por su aumento de peso, o sexualizando las curvas y figura que durante mucho tiempo ha escondido bajo su ropa.

En un reciente cortometraje dirigido por ella misma, la cantante señala la doble moral y visión machista hacia la manera de vestir de una mujer: “¿Les provocan mis hombros? ¿Lo hace mi pecho? ¿Me defino por mi estómago, mis caderas, el cuerpo con el que nací? Si llevo ropa cómoda no soy mujer, si me quito estas capas soy una zorra. A pesar de que nunca has visto mi cuerpo, lo tocas y me juzgas por él ¿Por qué?”.