GETTY IMAGES

Antes de la fama, Eugenio Derbez fue limpiaparabrisas y mesero para apoyar a la mamá de Aislinn

facebook

twitter

whatsapp

Email

En su juventud, el actor consiguió trabajo por petición de la madre de su hija mayor; él se consideraba "hijo de papi y mami" porque no sabía trabajar

Antes de que le llegara la fama, Eugenio Derbez pasó por varios oficios para generar dinero y apoyar a su ex, Gabriela Michel, la madre de su hija mayor Aislinn.

Al igual que muchos famosos, el actor tuvo que tomar diferentes trabajos para sobrevivir, pero la situación de Derbez era un tanto diferente, pues él, aunque no tenía necesidad, lo hacía por “culpa” de Gabriela pues ella le pidió que le ayudara a pagar la renta de su hogar.

En una divertida charla que tuvo el comediante para el canal de YouTube de su hijo Vadhir, contó sus anécdotas como limpiaparabrisas y mesero.

“La mamá de Aislinn era dura, o sea me decía ‘aquí tienes que traer para pagar la renta’, yo no vivía con ella, éramos novios pero me pedía que le cayera con la lana para la renta que ella pagaba. Tuve que empezar a trabajar cuando yo estaba estudiando. Yo era hijo de papi y mami, no sabía trabajar y dije ‘¿ahora qué voy a hacer si no sé trabajar?’”.

Ante la petición de Michel, el comediante se preparó para comenzar a generar ingresos: “me fui a comprar un kit de limpiaparabrisas, el limpiador de vidrios y una botellita con agua y jabón, estuve trabajando de limpiaparabrisas, lo hice pésimo”.

Al darse cuenta que ese trabajo no era lo suyo, se convirtió en mesero por un año y eso sí lo pudo hacer mejor, pero había algo que lo avergonzaba.

“Me pasé a la mesereada y ahí sí me fue bien, porque como mesero la verdad sí era muy bueno. Me daba pena cuando estaba trabajando de mesero, que lo mismo me pasó de limpia parabrisas, es que alguien me fuera a reconocer. Yo no era famosos, pero mi mamá sí, entonces mucha gente me conocía como ‘el hijo de Doña Silvia’”, comentó el artista.

En una ocasión lo reconocieron pero supo salirse sin generar escándalo: “En una boda me dijeron ‘oiga, joven, ¿usted no es el hijo de Doña Silvia?’ y yo así de ‘sí, es que estoy trabajando para una película, estoy haciendo una investigación’. No era que me diera pena, sino que iban a pensar que mi mamá no me daba dinero o no me apoyaba, sentí iba a poner mal a mi mamá o a mi papá”.