Eugenio Derbez revela que Aislinn fue su gran inspiración en ‘No se aceptan devoluciones’

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor confesó que la paternidad de su hija mayor cuando él tenía tan solo 23 años fue algo que lo marcó hasta plasmarlo en su cinta del 2013

Aunque han pasado ya siete años desde el estreno de “No se aceptan devoluciones” , película escrita, dirigida y protagonizada por Eugenio Derbez, el público no olvida la historia que retrata la emotiva relación entre un padre y su hija.

Mientras en la cinta, el protagonista, interpretado por el comediante, era un “mujeriego” son muchas intenciones de sentar cabeza, y mucho menos aventurarse en la paternidad, en la vida real, Derbez confiesa que esto no estuvo alejado a cómo fue su reacción cuando se enteró que se convertiría en papá por primera vez.

Durante una entrevista en el podcast de Aislinn Derbez , “La magia del caos”, el actor y director de cine reveló que recibir la paternidad a la edad de 23 años no fue cosa fácil.

“Sí fue un shock, debo confesarte que al principio yo sentía que tenía muchos sueños que alcanzar, yo tenía muchas metas que lograr, y de repente como que la paternidad no estaba mucho en mis planes. Cuando recibo la noticia (del embarazo de Gabriela Michel, mamá de Aislinn) la primera reacción que tuve fue de shock, era de ‘espérate, se acabó mi vida’”, explicó.

Mientras el entonces joven Derbez no tenía ni idea de cómo se convertiría en papá o si acaso dicha noticia sería el fin de una carrera que todavía no había comenzado, al momento de que llegó la pequeña Ais al mundo, y al igual que como sucede con el personaje de la película del comediante, el entonces nuevo papá entendió cuál sería su dirección.

“Para mí fue muy fuerte, fue un shock de negación, de no quiero, primero caí en ese estado y luego te conocí, llegaste a mi vida finalmente, y
yo en la negación total, debo confesarlo, y en cuanto llegaste todo cambió”, explicó.

Fue entonces que el creador de “La Familia P.Luche” le reveló a su hija que una de las frases emblemáticas en su película “No se aceptan devoluciones”, estuvo inspirada en aquella incertidumbre en la que fue su paternidad a los 23 años.

“En mi película ‘No se aceptan devoluciones’ la frase que acompaña al título, ‘Eres lo mejor que no quería que me pasara’, esa frase es mía, esa frase la hice basada en ti. Que quede muy claro que en un principio fue como: ‘yo no quiero ser papá, no quiero, me va a acabar mis sueños’, y luego fue eso, fuiste lo mejor que no quería que me pasara y hasta la fecha”, contó.