Fotógrafo hace sesiones de novias desde videollamadas en la cuarentena y el resultado es increíble

facebook

twitter

whatsapp

Email

Will Peña comparte desde Cineluk México las fotos que realiza con ex clientes de bodas y hace que chicas usen de nuevo sus vestidos de novia

Durante los días de cuarentena , en busca de aplanar la curva de infección por coronavirus en México, involuntariamente se ha producido una necesidad por encontrar formas más creativas para matar el aburrimiento, pasar el rato y ¿por qué no revivir buenos momentos?

Para Will Peña de la productora Cineluk México , dedicado a la fotografía de boda, el confinamiento se ha convertido el pretexto perfecto para revivir sus sesiones de foto con parejas que llegaron al altar, pero esta vez con un reto más grande que el de una mala locación, la luz o el enfoque, sino la sana distancia.

El fotógrafo radicado en el centro de México abrió una convocatoria en sus redes sociales y pidió a ex clientes y el público en general que quisieran participar con él en sesiones de foto vía streaming. En entrevista con UNICABLE, Peña revela que no solo tuvo una respuesta apabullante de parte de sus seguidores sino que el resultado de las fotos enamoró a más mujeres que no dudan en volver a usar su vestido de novia para revivir uno de los mejores días de sus vidas.

"La idea me la propuso mi esposa, con quien manejo la productora de Cineluk, y me dijo '¿por qué no hacer sesiones por videollamada?'. Lo hacemos sin costo, algo por diversión y obviamente la calidad de la foto no va a ser la misma, pero la creatividad sí. Estuvimos platicando y todo se resumió en el tema de la cuarentena. Sacamos ideas y nos gustó intentar fotos durante las actividades que uno hace desde el confinamiento, como tareas del hogar, hasta otras formas de entretenimiento".

De esta forma, a las primeras parejas que se animaron a su sesión por videollamada, Will Peña solicitó que siguieran todas sus instrucciones, desde ofrecerle un recorrido por sus hogares, en busca de una locación y luz ideal, hasta trabajar con las novias para encontrar la energía y el mood correcto que conceptualizara sus ideas con creatividad.

Desde ejercicio en casa, días de spa , tardes de películas en la alcoba, hasta sacar una carga de ropa en la lavadora, mujeres modelaron para sus sesiones en línea con los que fueron sus looks de boda.

Toda futura novia sabe que luego de elegir su vestido blanco será una ocasión única en la que se pueda sacar provecho a tan especial indumentaria, pero quién hubiera creído que la cuarentena las hiciera vestirse de blanco otra vez, y para nada menos que visitar el sillón.

“Ese tema me lo recuerdan a cada llamada: ‘ay hacía cuatro años que no me ponía mi vestido’, ‘hace cinco años que no lo usaba y ya no me cierra bien’, y se divierten, y se la pasan padre porque aparte hacen algo distinto en su cuarentena”, explica el experto detrás del lente, “A las novias les ha encantado el paquete de fotos que les he mandado”.

En cuestión de la dirección de arte, el fotógrafo mexicano admite que s}iempre es mejor cuando alguien más en la familia ayuda a las mujeres en su vestido blanco para lograr poses y encuadres, sin embargo, no han faltado las valientes que se hacen sus fotos con Will Peña sin ayuda de nadie, volviendo un reto nuevo cada cita para tomar fotos.

Con una trayectoria de más de siete años en el mundo de la fotografía de boda, habiendo trabajado inclusive en sesiones en el extranjero, admite que, a pesar de la –sana- distancia que lo separa de sus ahora modelos en vestido blanco, hay cosas que simplemente no cambian, sobre todo en el proceso creativo, previo a los primeros disparos de la cámara.

“Son dos cosas que prevalecen en esta nueva interacción con el público, la primera es la confianza. A mí, por ejemplo, me gusta romper el hielo, aunque no los conozca. Me gusta pasarla bien y que se diviertan, y estoy acostumbrado a eso porque estoy siempre en bodas y el fotógrafo de bodas va más allá de tomar fotos; hay que entablar una relación de confianza”.

Por otro lado, Will Peña confiesa que, a pesar de no encontrarse en dichas locaciones, el chip creativo está presente, por lo que, desde un principio, al conocer los hogares de las novias, las ideas rápidamente llegan a su mente, por lo que cada sesión es un nuevo reto de logística e ingenio.

Al día de esta publicación, el fotógrafo continúa realizando sesiones por diversión con toda pareja o novia que quiera más fotos con sus vestidos de novia; puedes buscar su contacto desde la cuenta oficial de Cineluk en Instagram , así como Facebook.