INSTAGRAM

Ingrid Coronado revela por qué decidió no seguir su carrera de cantante

facebook

twitter

whatsapp

Email

Tras su salida del grupo Garibaldi, Ingrid admitió que no sabía a qué dedicarse y vio que ser conductora de televisión era el trabajo ideal para ella

Una de las conductoras más queridas de la televisión mexicana es Ingrid Coronado . Su simpatía y buena vibra la han convertido en la favorita de muchos, pero antes de que fuera presentadora, era cantante.

En 1994 se incorporó al desaparecido grupo Garibaldi, en donde tuvo la oportunidad de presentarse en muchos recintos; además, fue vocalista de apoyo para Timbriche y Denise de Kalafe.

En una publicación que recientemente compartió en Instagram , en las que aparece en la playa, Ingrid dijo que tras el nacimiento de su primer hijo, Emiliano, fruto de su amor con el también exGaribaldi, Charly Baca, dedicó un tiempo en el cuidado del pequeño y un año después decidió que quería volver a trabajar pero no sabía en qué.

“Hace 20 años, cuando mi hijo Emiliano tenía un año, me dieron ganas de regresar a trabajar. Yo había salido del grupo Garibaldi y no sabía a qué dedicarme”, dijo Ingrid.

En aquel momento, se le vinieron varias opciones a la cabeza. Una de ellas fue el retomar su carrera como cantante, pero su labor como mamá era su prioridad y consideró que sería muy complicado equilibrar ambas cosas. “Tendría que estar de gira y tampoco podría estar tan cerca de mi niño. Además de que no me fascina como canto, aún jaja”, escribió la también escritora de libros.

También consideró ser actriz pero hubo algo que la detuvo, pues ciertos requerimientos de la profesión no estaba dispuesta a hacer.

“No, porque tendría que estar en llamado todo el día y no podría ver a mi hijo, además de que besar a desconocidos no me latió mucho”, compartió.

Para Ingrid, la conducción fue el trabajo ideal, pues podía dedicarle el tiempo suficiente a su retoño y lograría tapar una inseguridad que tenía sobre su rostro, pues no le gustaba como se veía desde ciertos ángulos.

“¡Ya sé, conductora de tv! Así trabajaría lo que dura el programa, puedo estar con mi peque y la cámara me tomaría casi siempre de frente porque no me gusta mi nariz de perfil jajajaja ⁣¡Tenía la idea de tener el peor perfil del mundo mundial!”.

La conductora asegura que con el tiempo ha aprendido a amarse completamente y a querer cada uno de sus rasgos físicos, sin importar la manera en la que luzca.

“Y la verdad, ahora que me veo con más amor, más cariño, hasta me gustó esta foto y por eso se las quise compartir (…) “a mi me ayuda pensar, que más allá de si cumple con algún estándar de belleza, es mío, así soy, y por eso lo acepto, lo abrazo y como consecuencia ¡hasta me gusta!”, finalizó.