Ver video

Irina Baeva cumple el sueño neoyorquino: conocer a Sarah Jessica Parker

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz compartió cómo fue el encuentro y dijo que hasta practicó inglés con ella

Irina Baeva conoce Nueva York. Bien podría ser un poema de Margaret Atwood o, a estas alturas, un capítulo de Sex and The City , y es que la rubia actriz no ha dejado de escribir su historia en la gran ciudad con tanto escándalo y paparazzis.

Ahora, le tocó el turno de hacer realidad uno de los sueños más importantes para las mujeres entradas en años que aman los zapatos y las series de televisión: conocer a Sarah Jessica Parker ( Carrie Bradshaw ), la actriz de la serie Sex and The City que reconfiguró a Nueva York desde finales de los 90.

Aunque Irina lo mantuvo en secreto gran parte del día, ayer por la noche dedicó un buen rato a contar cómo fue su experiencia con Sarah Jessica a quien le compró un par de zapatos.

“No sólo terminé conociendo a Sarah Jessica Parker, si no que se portó de una manera increíble, pude platicar con ella, practiqué mi inglés con ella, pude hacer shopping de zapatos con ella, como gran fan de “Sex and the city” que soy, además tuvo un lindísimo detalle conmigo, que más adelante les platicaré de qué se trata”, detalló Irina en sus Instagram stories.

Como era de esperarse, Baeva confesó que no podía creerlo, pero insistió a sus seguidores a confiar en que las cosas que realmente se desean con fuerza, suceden.

“Todavía no lo puedo creer, pero creo que es una demostración más del universo, de que todas las cosas que nos podemos imaginar, soñar, se hacen realidad. Nuestra mente es demasiado poderosa. El universo siempre conspira a favor de los soñadores. Eso que tú estás buscando, también te está buscando”, dijo visiblemente entusiasmada.

Al parecer, las cosas se están asentando para Irina, pues hasta hace unos días la llegada a Nueva York había sido turbulenta en medio de rumores de una separación de su novio, Gabriel Soto, y el escándalo en vía pública que se armó por el supuesto acoso de un paparazzi en Central Park.