Jacky Bracamontes no conoció al bebé que perdió, pero hizo un ritual para despedirse de él

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz habló de la depresión que tuvo al enterarse que había muerto su hijo varón y la manera en la que logró salir adelante

Hace 8 años, Jacky Bracamontes contaba los días para tener en sus brazos a sus mellizos, Jacky y Martín, pero lamentablemente, el 28 de marzo del 2013, la historia fue otra. Al momento del parto se dieron cuenta que su hijo varón había fallecido.

Ante este duro momento, la actriz vivió una fuerte depresión que la tumbó en la cama, pero logró reponerse para estar fuerte para su hija Jacky. En una entrevista con Rebeka Smyth para Telemundo abrió su corazón para recordar ese episodio, el cual ella misma considera que es uno de los más duros que ha tenido que vivir.

“Lloré mucho. Todo el tiempo me preguntaba por qué me pasó esto a mí, por qué Diosito se llevó a mi niño, por qué no me lo dejó aquí conmigo”, dijo la exreina de belleza.

Para la conductora de ‘Netas Divinas’, el apoyo de su esposo Martín Fuentes fue indispensable pues él siempre estuvo apoyándola. Además, ella sabía que tenía que reponerse para poder estar bien para su pequeña “Mini Jacky”, como cariñosamente llaman.

Lloré fácil un mes y medio todos los días sin parar. Mi hija estaba en terapia intensiva. Martín me ayudó muchísimo, es un roble (…) fue muy duro lo que me tocó vivir en ese momento”, recordó.

Además de su estado mal emocional, se estaba recuperando de su primera cesárea: “Yo creo que, para recuperarme físicamente, si emocionalmente me estaba costando, físicamente también. Tardé 21 días en el hospital, para caminar cinco días. No me podía mover. No paraba de llorar”.

En esos momentos de tristeza, Jacky recibió el consejo de una persona quien le hizo ver que su bebé había llegado con un propósito a esta tierra; le dijo que dejará de pensar en el “¿por qué?” y mejor viera el “¿para qué?”.

"Ahí entendí que le dio paz a mi alma saber ¿para qué vino? Para salvarle la vida a mi Jacky porque tal vez si ella hubiera venido sola, ella no hubiera llegado a este mundo”, comentó.

En esta misma charla, Jacky comentó que no pudo conocer a su fallecido bebé y que cuatro años después de la muerte de su pequeño, su esposo le confesó que tenía guardadas las cenizas.

“Martín sí lo vio, obviamente él estaba ahí viviendo el parto. Nunca lo tuve en mis brazos, físicamente nunca me despedí de él, aunque sí te voy a decir que Martín guardó las cenizas y nunca me dijo”, contó.

Al saber que Martín tenía las cenizas de su bebé, Jacky decidió despedirse de él de una manera muy especial en el mar.

“Me dijo 'Tengo las cenizas de nuestro bebé ¿qué hacemos?' Yo (le dije) 'no lo quiero enterrar, quiero que esté cerca de nosotros'. Amo el mar, Martín ama el mar. Le dije 'vamos a esparcir las cenizas en el mar’ y eso fue lo que hicimos. (Después) él y yo fuimos a un ritual, lloramos los dos otra vez, imagínate después de tantos años”, contó la tapatía.

Tras este terrible suceso, Jacky y Martín decidieron hacer crecer su familia y se convirtieron en padres de otras cuatro pequeñas. Los Fuentes Bracamontes son una numerosa familia que nunca olvida al pequeño Martincito.