Ver video

José Eduardo Derbez habla de lo duro que fue sobrellevar su truene con Bárbara Escalante

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor llevaba seis años de relación con su expareja, pero hace más de un año decidieron terminar

Aunque parecía que su noviazgo iba a terminar en boda, José Eduardo Derbez y Bárbara Escalante decidieron terminar, hace más de un año, luego de haber estado juntos por 6 años e incluso de compartir el mismo hogar.

El hijo de Victoria Ruffo y Eugenio Derbez no había hablado sobre esa relación, hasta que fue de invitado al podcast ‘Como tú’, en el capítulo de ‘Los hombres también lloran’, ahí dio detalles de cómo sobrellevó el truene, aunque no comentó por qué decidieron seguir sus vidas por separado.

Fueron seis años de relación y seis años viviendo juntos. Me guardé muchas cosas en el sentido de que fueron seis años donde vivimos todo y donde al final del día ella se fue de la casa y yo seguí viviendo en esa misma casa”, contó el actor de 28 años.

Reconoció que aunque la estaba pasando mal, decidió no compartirlo y pretender que todo estaba bien.

“Para mí fue más difícil porque yo tenía el entorno donde vivíamos. No sé si para ella fue más fácil, habría que preguntarle. Este tipo de relación, la última que tuve, me guardé muchas cosas para mí, para mi familia. Cada vez que me preguntaban yo decía que estaba bien, pero sí fue un momento de superar varias cosas y de superar todo eso que realmente fue como una burbuja que yo hice para que nadie supiera si yo estaba bien o estaba mal”, compartió.

José Eduardo comentó que nunca hablará de las razones por las que ya no están juntos, pues considera que su expareja es una persona muy importante para él y le regaló muchos momentos de felicidad.

“Es una relación la cual yo siempre defendí, es una gran mujer, lo va a ser siempre. Al contrario, jamás hablaría mal de ninguna mujer, y menos de una persona que me dio tanta felicidad durante seis años”, dijo Derbez, “si se terminó fue por algo, tampoco quise hablar nunca de los detalles del por qué”.

Por último, habló de lo difícil que es para él desapegarse de las cosas y de las personas, pero que es algo que ha ido aprendiendo con el tiempo.

“Soy una persona muy apegada a las cosas, soy una persona que se encariña, que se enamora muy fácil, gracias a Dios ya no tanto (…) yo no sé si sea por mis papás”.