María Amelia revela detalles de su rompimiento con Raúl Araiza; no es una ruptura definitiva

facebook

twitter

whatsapp

Email

A pesar de que la relación finalizó en buenos términos, ella admite que "está siendo muy difícil" acostumbrarse a una vida sin el conductor

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Tras las la repentina ruptura en la relación de Raúl Araiza y María Amelia, un sinfín de dudas quedaron en el aire. Tras confirmar su rompimiento, el conductor del programa "Hoy" aseguró que esta separación había sido acordada mutuamente y que no había ningún drama de por medio, tampoco infidelidades o malos tratos.

En una entrevista para la revista TVNotas, el también actor dejó en claro que la puerta a la amistad estaba abierta para ambos, demostrando que con madurez y entendimiento, es posible terminar siendo amigo de tu ex.

Por otro lado, una de las grandes dudas que surgían con respecto a la separación de esta pareja, tras un año de relación, es si existía la posibilidad a que en un futuro se reanudara. En entrevista exclusiva con Las Estrellas , María Amelia reveló que su rompimiento no es algo definitivo, al menos aún.

"No es una ruptura definitiva, es nada más platicar, ver un distanciamiento, a ver cómo nos sentíamos, esa es la realidad de las cosas. Estábamos un poquito cargados los dos. Dijimos 'por qué no nos distanciamos un poquito, vemos cómo nos sentimos antes de que se ponga feo y pueda haber algún tipo de reclamo de los dos y ya que pase un rato vemos, porque amor hay, como no te puedes imaginar", señaló.

Para ambas partes de dicha relación, la cual se convirtió en una de las favoritas del público en los últimos meses, se han encargado de reiterar el gran amor que se tienen el uno por el otro, expresando que por ningún motivo terminan su relación a causa de una tercera persona, ni tampoco por falta de interés o cariño.

"Fue algo hablado entre los dos, nos costó mucho trabajo tomar la decisión adecuada. Obviamente llevábamos un tiempo decidiendo, pues era por el bien de la relación, por su bien y por el mío, no por falta de amor, ni por falta de ganas; simplemente empezamos a ver ciertas complicaciones en nuestra relación. Yo empecé a tener una carga de trabajo y él pronto empezó a ver que tenía este rollo de la telenovela", explicó.

Finalmente, la experta en psicología explicó que si bien hay oportunidades de retomar su relación, ella misma no percibe esa opción como una razón para estar colgados a una esperanza, sino dejar todo en manos del destino; al final de cuentas, si están destinados el uno para el otro, seguro la vida los llevará de vuelta a sus brazos.

"Ahí sí viene el inmenso amor, la relación tan increíble que hemos tenido y el decir 'podemos volver'. Eso de que es definitivo, pues no, no es que sea una esperanza, no, pero es decir, 'vamos a dejarlo así por la santa paz'. Lloramos, nos abrazamos como niños chiquitos y por supuesto que sí, va a ser dificilísimo para los dos, lo digo de corazón, está siendo muy difícil", confesó.