María José responde a las declaraciones de que ‘ya no cabe’ en Kabah

facebook

twitter

whatsapp

Email

Tras lo dicho por el ‘Apio’, la cantante aceptó que tuvo roces con sus excompañeros.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Hace unos días sorprendieron las declaraciones de Héctor ‘Apio’ Quijano, integrante de Kabah, sobre su excompañera, María José. Pues a grandes rasgos él dijo que la cantante ya no entra en el concepto del grupo y en su carrera como solista tomó otro rumbo, pues se dirige a públicos muy distintos. Todo a propósito de que el grupo está en una gira de reencuentro.

A pesar de que el tono del ‘Apio’ no fue en contra de María José, muchos de los fans consideraron controversial el comentario y dijeron estuvo de más, incluso llamaron ardido al integrante de Kabah.

Los días han pasado y, a propósito de las declaraciones de su compañero, la prensa le preguntó a María José su opinión.

“Los amo con todo mi corazón, son mis hermanos y definitivamente hemos crecido en diferentes caminos como artistas, no como seres humanos”, dijo ‘La Josa’ durante la más reciente representación de ‘Mentiras, el musical’, obra de la que fue madrina.

La cantante no dudó en negar de inmediato que tenga enemistad con sus excompañeros y, pese a que confirmó que antes hubo roces, aseguró que se llevan muy bien y no piensa que el ‘Apio’ esté equivocado, pues es verdad que ella ahora tiene un concepto muy distinto a lo que hacía con Kabah.

Es que no es que regresaría a Kabah, yo soy una artista solista. Ya estuve en Kabah, los amo con toda mi alma como persona, como grupo los respeto absolutamente porque yo vengo de ahí, pero no es algo que yo dijera: 'ah, claro, ahorita me voy a bajar de lo que estoy haciendo y que he estado haciendo toda mi vida para regresar a ser Kabah y despedirme de lo que estoy haciendo'", aseguró.

Para finalizar, dijo que entre ellos existe una relación muy estrecha y no hay nada que se diga en los medios que pueda herirla: "No hay nada que ellos me puedan decir que me lastime, a menos que me lo digan en mi cara y me digan: ‘¿sabes qué? Ya no te quiero, córtalas. Y no. En algún momento tuvimos roces, pero ya no hay más roces".