Instagram @marianaecheve

Mariana Echeverría revela que su vida y la de su bebé corrieron peligro en su cirugía de apéndice

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora está a menos de dos semanas de dar a luz y revela todas las complicaciones que ha tenido en su embarazo

Mariana Echeverría está a unas semanas de tener a su hijo Lucca en sus brazos, pero no todo ha sido miel sobre hojuelas en su embarazo.

La conductora de ‘Me caigo de risa’ pasó duros momentos, luego de que en su octavo mes tuvo apendicitis y tuvo que entrar de emergencia al quirófano. Afortunadamente, tanto ella como su bebé se encuentran bien, pese a lo complicada que fue la cirugía.

Pero no fue la única ocasión que tuvo que ir al hospital. Mariana contó en entrevista para TVyNovelas que perdió el líquido amniótico y se le salió el tapón mucoso.

Comenzó narrando los síntomas que tuvo cuando tuvo que ser operada de emergencia del apéndice: nunca se imaginó que tendría que ser intervenida.

“Un día llegué a mi casa y empecé a sentir un dolor súper fuerte del lado derecho del abdomen, y pensé que había comido algo que me había caído mal, encima de todo estaba sola en casa porque Óscar tenía partido, le escribí al doctor y me dijo que me tomara una Buscapina, porque él no pensó que fuera apendicitis por el lugar donde me dolía”, comentó la presentadora, “total que ya en la madrugada me levanté del dolor y le dije a Óscar: “¡Ya no puedo, llévame al hospital!”.

Al llegar a la atención médica, le informaron que tenía apendicitis y que tendrían que operarla. Al escuchar ese diagnostico, se le “vino el mundo en cima”.

“En doctor en cuanto me vio me dijo: ‘Tienes apendicitis, no lo sientes en el lugar donde está el apéndice porque con el embarazo se mueven todos los órganos’. Me tuvieron que operar de emergencia, en ese momento se me vino el mundo encima, cuando me dieron la responsiva decía: ’Tú te puedes morir, el bebé se puede morir’, fue una cosa muy fuerte para mí, para Óscar y para mi familia”.

La cirugía fue un éxito, pero tuvo que regresar al hospital porque se le salió el tapón mucoso y no era el tiempo para que esto pasara, pues todavía le faltan algunas semanas de gestación.

“Volví a dar al hospital porque una semana después se me salió el tapón mucoso, que cuando esto pasa es porque ya anuncia el parto, pero yo tenía 33 semanas, no es normal que salga, entonces fui otra vez de emergencia al hospital y me mandaron un medicamento para atrasar el parto, es progesterona”, declaró.

Ahora se encuentra tranquila en casa, esperando en el momento en que su bebé tenga que llegar al mundo.
“Hasta ahorita me he sentido muy bien, el bebé sigue pateando normal, el líquido amniótico está bien, la presión igual, todo está perfecto”, aseguró la futura mamá.

Pero semanas antes, había perdido líquido amniótico y tuvo que hacer todo lo que estaba en sus manos para recuperarlo, pues eso pudo ocasionar que su bebé naciera antes.

“Para operarme no tenía que tomar ningún líquido ni tenía que comer. Después de la operación tampoco podía tomar líquidos, entonces, ya llevaba más de dos días sin probar líquido y sin comer, con anestesia general tanto el bebé como yo, y él empezó a perder líquido y a no comer porque no tenía alimento de mi parte, así que todo el líquido amniótico desapareció y me dijeron: 'Vamos a tener que sacar al bebé si no se recupera', y me dieron dos días para recuperarme”.

Echeverría regresó a su hogar y con los cuidados de su familia, pudo tener todo bajo control nuevamente.

“Me fui a mi casa, y entre mi esposo y mi mamá me dieron todos los líquidos del mundo… a los dos días fui al hospital, el líquido amniótico ya estaba perfecto. De verdad que Dios es muy grande conmigo, ese hijo mío es un guerrerazo”.

Mariana agradece el apoyo que ha tenido por parte de su esposo, el portero del América, Óscar Jiménez, porque no se ha despegado de ella, incluso desea que Lucca nazca el día de su cumpleaños el 12 de octubre, pero ella prefiere que no.

“El cumpleaños de Óscar es el 12 y quiere que nazca el mismo día que él, yo no, pero Dios dirá. Prefiero que cada quien tenga su día”, señaló.

No solo están ansiosa y feliz por la espera de su bebé, también porque próximamente inaugurará un salón de belleza en la Ciudad de México: “Voy a tener dos bebés, a los dos tendré que cuidarlos”, dijo.