Natalie Portman expone el sexismo en los Oscar 2020, pues ninguna directora fue nominada

facebook

twitter

whatsapp

Email

En una protesta silenciosa, la actriz demostró su inconformidad hacia la terna de Mejor Director, la cual no incluyó directoras

La falta de representación femenina en la categoría de Mejor Director durante la entrega número 94 de los Premios de la Academia tuvo resonancia desde que la lista de nominados a los Oscar 2020 fue publicada.

Entre las direcciones más ignoradas fueron Mujercitas (2019) , de la dir. Greta Gerwig, fuese ignorada por los Premios de la Academia, así como The Farewell, de la dir. Lulu Wang (2019), película que incluso ganó el premio de Mejor Película en los premios Independent Spirit Awards el pasado sábado 8 de febrero.

La actriz estadounidense, Natalie Portman, dejó en claro su inconformidad al olvido de dichas directoras y más mujeres. En una protesta silenciosa, Portan llegó a la alfombra roja de los premios usando un abrigo el cual llevó bordado el nombre todas las mujeres que, a su parecer, debieron ser consideradas en la terna que directores como Sam Mendes, Quentin Tarantino, Todd Phillips, Bong Joo-ho y Martin Scorsese fueron nominados.

Además de los nombres de Greta Gerwig y Lulu Wang, en el abrigo de la actriz de 38 años se logró ver también el nombre de Lorene Scafaria, quien dirigió Hustlers (2019) y Alma Her’el, directora de (Honey Boy).

“Quiero reconocer a las mujeres quienes no fueron reconocidas por su increíble trabajo en mi manera sútil”, explicó Portman en entrevista durante la alfombra roja.

El abrigo de Natalie Portman no fue único símbolo de inconformidad hacia el olvido de mujeres en dirección. Los actores y comediantes, Steve Martin y Chris Rock fueron dos de los presentadores que, durante la ceremonia, le recordaron a los Premios de la Academia que la ausencia es de mujeres en la categoría de Mejor Director es suficiente, pues desde del 2009, cuando ganó Kathryn Bigelow por The Hurt Locker, las oportunidades de tener una directora ganadora han sido mínimas.

“Tantos directores increíbles este año”, expresó Chris Rock, mientras que Steve Martin respondió con lo único que le hizo falta a dicha categoría: “¿vaginas?”.

Estas protestas y comentarios ponen los reflectores sobre una cifra que, en pleno siglo XXI, es devastadora y no hay argumento que refute lo evidente: la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas está dominada por hombres y margina a las mujeres; incluso las condena a conformarse con premios menos importantes.