Getty Images

Paulina Rubio da positivo en consumo de mariguana pero sigue en la lucha por la custodia de su hijo

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante atraviesa una batalla legal con su expareja, Colate, quien busca la custodia completa de Andrea Nicolás

Cada día es más tensa la relación entre Paulina Rubio y su expareja, Nicolás Vallejo-Nágera, también conocido como Colate, luego de que volvieran a entrar en una batalla por la custodia completa por su hijo en común, Andrea Nicolás.

Luego de que Colate declarara que ha sido imposible mantener una comunicación “medianamente normal” con su exesposa, razón por la que no ha llegado a un acuerdo justo con La Chica Dorada, el empresario español continúa solicitando la custodia completa de su hijo y recientemente ha intentado demostrar que la madre de Nicolás no es apta para cuidar del niño.

La expareja de la intérprete presentó como “prueba” la transmisión que Paulina Rubio realizó en un video en vivo junto a sus fans, pidiendo que se juzgara el comportamiento de la artista e incluso acusándola de un posible abuso de drogas.

Ante ello, y de acuerdo a Sandra Hoyos, abogada familiar en Estados Unidos, la cantante se sometió voluntariamente a un antidoping y un día después de la que fue su primera demanda impuesta por su exesposo, y de haber salido positiva en consumo de mariguana, las cosas están resultando bien para la artista.

Los resultados comprobaron que Paulina Rubio no ha consumido narcóticos ilegales como cocaína, u otros estupefacientes, más que el THC (o mariguana), esta última sustancia consumida por última vez en febrero de este año, cuando la cantante tuvo una presentación en California. Dado que en dicho estado el consumo de la marihuana es legal, la cantante no tuvo problemas con reconocerlo.

“Es un estado en el que es permisible consumirla y no es considerada una sustancia controlada. Ella reconoce que esto sucedió y, esto es la parte más importante, que sucedió fuera de la presencia de Nico, su hijo menor y en un estado, donde sí es permisible”, dijo la abogada en entrevista con programa de espectáculos , quien consideró esta última audiencia exitosa para Pau Rubio.

Dicha prueba toxicológica a la que la mexicana de 48 años se sometió es un examen que consiste en identificar nueve distintas sustancias a través de una prueba de cabello.

De acuerdo a Hoyos, los narcóticos que detecta esta prueba incluyen hasta drogas controladas como pastillas para los nervios, sin embargo, La Chica Dorada salió perfectamente bien librada de cualquier acusación de abuso de consumo ilegal de sustancias.