Ver video

¡Qué orgullo! Así fueron las veces que Jacky Bracamontes se empoderó desde la maternidad

facebook

twitter

whatsapp

Email

Desde que se convirtió en mamá, la conductora ha trabajado por ser feliz y en conseguir lo mismo para sus hijas, y así lo demostró en 'Netas Divinas'.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Jacky Bracamontes no es la única Neta Divina con hijos, sin embargo desde que se convirtió en mamá su postura ante la vida se volvió cada vez más clara, fuerte y poderosa. Jacky ha demostrado que a ella no sólo la define ser mamá, pues es una mujer independiente que ha trabajado muy duro desde que inició su carrera en el espectáculo.

Ya sea como actriz de telenovelas o como conductora de programas exitosos, Jacky se hizo y sigue haciéndose un espacio especial en el gusto del público y eso no está a debate. Pero como a muchas mujeres les pasa: la maternidad la cambió, y para bien, pues la hizo más resistente a todo. O por lo menos así lo platicó siempre que pudo en el programa, donde confesó que ellas han sido sus más grandes maestras de la vida.

Y vaya que durante varios episodios de Netas Divinas las preguntas y los retos fueron grandes para Jacky, quien siempre orgullosa y cada vez más segura, comentó que lo único que le importa desde que se convirtió en mamá es ver a sus pequeñas sonreír.

Uno de las preguntas más fuertes sobre sus hijas fue a propósito de la diversidad sexual; ¿cómo asumirías si una de tus hijas es lesbiana?, le soltaron. “¡Preguntaza!”, respondió y explicó: “mi objetivo en esta vida es ver sonreír a mis hijas, verlas felices, realizadas, mujeronas. Pero siempre sonriendo. Y si eso es lo que las hace felices, yo las voy a apoyar. Aunque claro, a lo mejor yo tendría que ir al psicólogo para aprender a lidiar con eso porque es algo que no he vivido en mi familia y tendré que aprenderlo”.

Ahí está la palabra que se convirtió en una clave para la transformación de Jacky: aprender. La conductora siempre resaltó esos grandes momentos de aprendizaje como mamá y como esposa al lado de Martín Fuentes.

En temas menos solemnes, la conductora demostró, siempre sonriendo, que está cumpliendo el mayor reto en su vida personal: cuidar de Jackie, Carolina, Renata, Emilia y Paula, sus cinco hijas. Con quienes ha confesado es un caos viajar, pues prepara maleta para sus tres hijas mayores y otra para las más chiquitas, además de las cunitas y sillitas portátiles, más tina para bañarlas, más un esterilizador y las respectivas maletas de su esposo y ella misma, quien ha confesado que le gusta empacar hasta el perico.

Y el viaje… He ahí la cuestión de la paciencia y el aguante, hecho que hasta Paola Rojas le admiró, reconociendo todo el trabajo que implica y que ella no podría llegar ni a la esquina bajo las mismas circunstancias.

Y es que más allá de cualquier discurso pretencioso sobre empoderamiento en la teoría, Jacky ha tomado con compromiso consciente hacer de lo cotidiano un trabajo visible, pues siempre se encarga de remarcar que formar personas sanas y felices es una tarea de mucho trabajo duro en todos los aspectos.

Y así como estas anécdotas, hay un montón más de respuestas que se amontonan en el quehacer de esta mujer que ha decidido que la maternidad ocupa un espacio importante en su vida, pues no sólo se trata de ver a las niñas fuera de ella, sino entender y compartir cómo esto le ha dejado desde cambios y marcas en su cuerpo, pasando por experiencias que jamás pensó tener, hasta en su manera de relacionarse con el mundo y con otras mujeres.