Salma Hayek quiso inyectarse los labios por primera vez y falló por una mala experiencia

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz confesó las razones por las que no funcionó el tratamiento

A sus 53 años, Salma Hayek nunca se ha puesto bótox ni inyecciones de labios y cuando quiso hacerlo para un papel, terminó arrepintiéndose porque el tratamiento resultó muy doloroso.

En una entrevista para InStyle , la mexicana contó que, para su rol de Claire Luna en la película Like a Boss (2020), quiso probar los procedimientos estéticos pero terminó por arrepentirse y no lo hizo.

“Mi amigo, el Dr. Dray me dijo, ‘no sé si serás muy feliz porque va a doler demasiado’, pero yo respondí, ‘bueno, intentémoslo”, explicó.

“Puso la primera aguja en mi boca e inmediatamente dije, ¡No! ¡Olvídalo! ¡Ya terminé!”, recordó sobre la experiencia.

La actriz también reveló a ET Online que estaba muy emocionada por ver cómo se vería con los rellenos, pero terminó transformando su imagen para el personaje con dientes postizos, peluca y mucho maquillaje.

“Tal vez fue lo mejor, tal vez me hubiera vuelto adicta a eso”, recalcó.

En cuanto al botox, Salma compartió que no pudo ponérselo porque tiempo después tendría la filmación de una película y no podía tener residuos de las inyecciones, así que terminó olvidándose de esa idea.

“Tengo una película después de esta… y trata de que estoy viviendo una tragedia y la estoy pasando mal, no hay maquillaje ni peinado, entonces no podía tener los restos (de las inyecciones)”, detalló.

A pesar que Salma no pudo caracterizarse como se imaginaba, en adelantos de la película se aprecia que supo sacarle partido al papel y ponerle un toque irreverente con la ayuda de productos temporales, que le dieron un toque divertido.