Talina Fernández confiesa que tuvo intimidad con Julio Iglesias y que ‘no valió la pena’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora confirmó que el cantante español moría de amor por ella pero que, por cuestiones de gusto, ella no le correspondió

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En los últimos años, Talina Fernández ha sido muy abierta con las anécdotas de su vida privada a través de los años. Ha contado que una vez metió y emborrachó a un extraño a su casa pensando que era un amigo extranjero de su marido, las dificultades económicas por las que atravesó y hasta de la relación que lleva con sus nietos, hijos de la fallecida Mariana Levy.

Pero en estos días ‘la dama del buen decir’ se voló la barda al declarar que sí tuvo una fugaz relación con Julio Iglesias, cuando eran jóvenes, y que ella no quedó muy complacida.

Fue en su programa de televisión que le preguntaron por los amores de juventud y uno de sus compañeros le preguntó directamente si había cedido a los encantos de Julio, pues es sabido que el cantante español moría por Talina.

Sin tapujos, y porque estaba sometida a una prueba de polígrafo, ella dijo que sí había tenido un encuentro íntimo con el famoso cantante, que en aquella época gozaba de fama de rompecorazones.

Señora Talina Fernández, Julio Iglesias moría de amor por usted. ¿Hubo un sin respeto con él?”, le preguntó Alex Kaffie. Ella respondió tajante: “Sí”. Y remató: “Sí, pero no valió la pena”.

Ante la sorprendente respuesta, quienes estaban ahí quisieron ahondar en el tema y preguntaron los motivos. Talina se vio acorralada pero fue muy decente y sólo confirmó que a ella no le gustó la anatomía de Julio.

¿No fue lo máximo porque tenía que ver algo con su cuerpo, con su anatomía y por eso no le gustó tanto?”, le preguntaron. Otra vez respondió: “Sí”, dando a entender que el asunto sí fue un problema de tamaño.

Talina Fernández sigue siendo una mujer con mucho talento y belleza, pero sin lugar a dudas, durante su juventud fue todo un fenómeno, pues poseía una de las caras más bellas del espectáculo.