Dale un respiro a tu piel y evita el acné durante esta cuarentena

facebook

twitter

whatsapp

Email

Una experta nos da los mejores tips para dejar que tu piel descanse y no aparezcan brotes de acné.

En estos tiempos de permanecer en casa como parte de las medidas contra el coronavirus, mucha gente busca aprovechar el cambio en el estilo de vida y enfocarse un poco en su cuidado personal.

Sabemos que para muchas personas, esta cuarentena puede traer consigo ansiedad y un poco de desmotivación; mientras que algunos comparten en redes cómo han comenzado a hacer ejercicio, están leyendo muchos libros o aprendiendo un idioma, hay quienes ven esto como mucha presión y como actividades muy grandes o pesadas.

Esto no significa que no haya pequeñas cosas que puedas hacer desde casa, por ejemplo, dedicarle unos minutos al cuidado de tu piel.

Uno de los problemas más comunes en la piel es el acné, este se desarrolla cuando los poros se obstruyen o se infectan con bacterias.` Para muchas personas, esta situación les genera estrés, además de desconfianza sobre su apariencia. El acné es algo normal, hay quienes lo tienen durante toda su vida, aunque en menor medida, lo que lleva a muchos a tratar de buscar todos los remedios posibles para eliminarlo.

Existen algunos remedios para ayudar a equilibrar los niveles de aceite de la piel, pero, ¿qué tan recomendables son?

Hasta el momento, no hay mucha evidencia científica para demostrar la efectividad de la mayoría de los remedios caseros, es por ello que no son recomendables del todo, en especial si no conoces específicamente qué tipo de piel tienes y qué está ocasionando tu acné.

La maquillista profesional, Claudia Blanquer , quien se ha trabajado para grandes marcas de maquillaje, en cine y hasta haciendo maquillaje para novias, conoce muchos tipos de pieles y sabe qué es lo mejor para cuidarla.

Blanquer señala que lo más importante que se puede hacer para mejorar el estado de la piel es establecer hábitos de higiene, pues eso evitará agravar el problema.

Para esto, ella dice que las costumbres deben empezar desde casa. “Limpiar nuestra cara por las mañanas y por las noches es indispensable, no pellizcar los brotes con los dedos pues rompemos la piel y pueden quedar cicatrices o manchas, de igual manera es importante utilizar una toalla exclusivamente para el rostro, lavar sábanas y almohadas constantemente para evitar el cúmulo de bacterias en estas”, comentó.

Puede ser muy tentador, pero tocar las llagas de acné irritará la piel, puede empeorar la espinilla y puede extenderlas a otras áreas, introduciendo más bacterias a la lesión. Además, podríamos tener las manos sucias y empeorar la situación.

El acné se genera a partir de varias variables que muchas veces no nos imaginamos, por ejemplo Claudia aconseja fijarse en lo siguiente: “El cabello también es un gran acumulador de grasa y bacterias por lo que evitar que descanse sobre el rostro ayudará a mantenerlo más limpio”. Además, añadió que es crucial “recordar que los cosméticos son de uso personal exclusivo, así como lavar nuestras brochas y revisar que nuestro maquillaje y productos de cuidado de la piel se mantengan frescos verificando la caducidad de vez en cuando”.

Todas estas cosas las podemos hacer en casa aprovechando este momento, incluso puedes dividir esta tarea en distintos días: abrir la bolsa de maquillaje y revisar que todo lo que tenemos aún sirva, tirar los productos que ya caducaron puedes hacerlo en una hora libre. En otro momento puedes aprovechar y limpiar las brochas y esponjas.

Además, como en estos días se recomienda no salir, a menos que sea realmente necesario, también puedes dejar de usar maquillaje, de esta forma tu piel descansará y se sentirá más fresca. Tomar mucha agua, tratar de comer saludable, aunque te des tus gustitos de vez en cuando, y no tocarte la cara, también son piezas clave y pequeñas acciones que puedes hacer desde tu hogar.

Sabemos que en el caso de acné, siempre es recomendable acudir con un dermatólogo, sin embargo, seguir los consejos anteriores, servirá como apoyo en casa para acelerar el proceso de recuperación y no dejar que tu piel se dañe durante estas semanas.

Recuerda aplicar a tu rostro una crema humectante todas las mañanas, además, es muy importante usar el protector solar SPF 50 y retocarlo cada 3-4 horas sin importar si estás o no en el exterior pues la luz azul de la computadora o el celular también puede dañar tu piel.