Zoraida Gómez sobre su primera semana como mamá: 'Ni modo, es doloroso el proceso'

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz confiesa que fue gracias a la paciencia de una buena amiga que pudo entender su propia lactancia

El pasado 9 de septiembre, Zoraida Gómez se convirtió en mamá por primera vez. A través de redes sociales, la exRebelde presumió la tierna carita de su bebé, a quien ha llamado Maximiliano.

Aunque son pocas las interacciones de la actriz con sus seguidores, debido al tiempo que su maternidad le ha absorbido, el día de ayer Zoraida compartió sus primeras impresiones en cuestiones como la lactancia, confirmando que el dolor ha sido muchísimo.

"Pues yo aquí ando en la lactancia exclusiva, pero como es a libre demanda, Maximiliano come como si no hubiera un mañana. O sea, no es como que, 'ay, come cada dos horas'", explicó.

"Sientes que las boobs te van a explotar", comentó. Con los tips de expertos y sus amigas, la actriz siguió el consejo de calentar arroz en un calcetín dentro del microhoondas y calentar esto para ponerlo en su escote hasta donde soportara el calor.

"Independientemente de que están duras, son como bolas de leche que tienes que deshacer, literalmente. Entonces tienes que masajearlas", comentó la recién mamá quien admitió que al principio esto le parecía casi imposible, pues no podía ver dichas bolas de leche y sentía un gran dolor.

La actriz señaló y aconsejó a otras mamás primerizas que intenten lo posible por darle pecho a sus hijos, debido a que más allá de los beneficios nutricionales para los recién nacidos, es una práctica que promueve un lazo entre madre e hijo.

"Tienes que hacerlo porque es muy importante la conexión que tienes, a darle pecho, con tu bebé. Digo, si ya no puedes y lo intentaste, está bien, pero si estás en esas, pues ojalá que aguantes y que la libres porque al final tiene su recompensa", comentó.

Por otro lado, la actriz comentó que, como era de esperarse, la relación que no ha podido mejorar en su vida es con la del sueño: "¿De dormir? ¡Ya ni hablamos! Eso ya pasó a la historia, lo bueno es que sí les hice caso, si dormí bien, para que Maximiliano pudiera estar ahora muy bien alimentado, y yo con la mejor actitud, y que todo salga bien".