GETTY IMAGES

Montserrat Oliver recuerda la vez que una leona le arrancó un pedazo de dedo

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora narró las dos veces que su vida corrió peligro al estar cerca de animales salvajes; en Brasil pudo haber sido atacada por un tigre

Montserrat Oliver se caracteriza por ser una mujer que ama la adrenalina y pocas cosas le dan miedo. A lo largo de su carrera ha hecho reportajes en los que ha desafiado el peligro, como en el 2008 cuando una leona le mordió una parte de uno de sus dedos.

En el reciente episodio de Montse y Joe , la conductora compartió esa anécdota, en donde su vida estuvo en peligro por estar muy cerca de este animal salvaje.

Montserrat y Yolanda Andrade se encontraban en una locación de Pachuca para grabar una cápsula para su programa Las hijas de la madre tierra, pero nunca se esperaron lo que iba a pasar.

Mientras preparaban las cámaras yo veía a una tigresa de siete años en la jaula y me hacía como gatito, empecé a tocar yo la jaula y luego metí la mano. Me lamía y yo le tocaba aquí la nariz y me lamía, y luego le agarraba un colmillo, me lamía y le agarraba otro colmillo. En una de esas hizo (abrió el hocico) y jalo. Yo dije ‘Ay, me mordió’ y luego veo que hace (mastica) y yo ‘se lo tragó’, narró la también modelo.

Ante eso, Montserrat decidió cancelar las grabaciones para su programa, pues necesitaba atención médica urgente; Yolanda Andrade estaba con ella, y ahora se ríe de cómo sucedieron las cosas, pues a ella se le ocurrió comenzar a grabar.

Me dice ‘ya no vamos a grabar aquí, se cancela la grabación porque la leona me mordió el dedo y voy al hospital' y le dije ‘¿cómo?’ Fui corriendo a grabarla ‘¿cómo Montserrat?’” cuenta entre risas Yolanda, “sí me preocupé, pero dije: ‘le falta un dedo, porque la mordió un tigre o sea está buenísima la historia’.

Han pasado 12 años desde aquel accidente y Oliver admite que cometió una imprudencia al haber metido la mano a la jaula donde se encontraba el animal.

“Nunca me atacó, si no me hubiera comido todo el brazo, yo tenía la mano adentro de la jaula, que inconsciencia la mía”, dijo la presentadora.

Pero esa no fue la única vez que vivió una experiencia que casi la lleva a la muerte, en otro reportaje que hizo en Brasil, Montserrat visitó la casa de un hombre que aseguraba que un tigre habitaba con él y que incluso veían la tele juntos. Ahí creyó que su vida terminaría.

“Es la única vez en todas las notas que he hecho, de todos los países, que no podía dormir porque dije ‘hoy nos pudimos haber muerto’ nos pudo haber comido el tigre. Porque el señor decía ‘se sube arriba de mi cama y ve la tele y todo’, pero cuando llegamos lo traía con una cadena y traía unos pollos aquí (en el pantalón) y le daba pollos crudos”.

Siguió contando: “Nos meten como a un porche que tenía como vidrio y luego había una puerta para la casa, estaba todo con vidrio y con puertas. El señor, a la hora que el tigre se pone loco, corre por su vida y se sale y nos cierra la puerta y nos encierra”.

Ante esto, Montse decidió tranquilizarse y no hacer contacto visual con el animal. Después, el dueño del tigre le abrió la puerta y pudo salir.

“Le valió(…) abrió la puerta y voltee a ver al señor, ‘es neta que nos estás dejando aquí con el tigre’. El tigre en la puerta histérico contra él; agarró y le tiró pollo, salió el tigre y ya lo volvió a agarrar”, contó.

Después del susto que vivió, asegura que no logró descansar esa noche, porque el animal pudo haberla atacado y otra historia se hubiera contado: “No dormí en la noche dije ‘wow, ese tigre sí nos pudo haber matado’”.