¿Cómo se convirtió en reina Isabel II?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Isabel asumió el trono británico a los 25 años; fue la séptima mujer en heredarlo.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Elizabeth Alexandra Mary no nació destinada a ser reina, sin embargo, el 6 de febrero de 2022 cumplió 70 años de haber ascendido al trono británico.

A los 25 años, con el título de princesa, Elizabeth estaba en la profundidad de la selva keniana, trepada en un árbol, cuando recibió la triste noticia de que su padre, el rey Jorge VI había muerto en la residencia real de Sandringham, víctima de un avanzado cáncer de pulmón.

Elizabeth, mejor conocida como Isabel en los países de habla hispana, tuvo una infancia típica de princesa y recibió la educación (entrenamiento) que todas las niñas de la realeza recibían. Ni más ni menos. Pero a los 25 años, tras la muerte de su padre, tuvo que asumir que a partir de entonces tendría que someterse a un estricto proceso y convertirse de princesa a reina.

Aunque no fue nombrada heredera natural al trono cuando su tío, el rey Eduardo VII, abdicó, porque existía la posibilidad de un heredero hombre, a los 10 años su padre le confirmó que ella era la heredera al trono, por lo que sería la próxima reina. Nadie esperó que su ascenso llegara tan pronto.

La coronación de Isabel fue todo un suceso; la primera coronación transmitida en televisión. Y es que tras el luto tradicional por la muerte del rey y un proceso de preparación de 14 meses, llegó el día, el 2 de junio de 1953, que sentada al centro de la Abadía de Westminster, recibió el honor de ser llamada con el título oficial de: Isabel II, por la Gracia de Dios, del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y Reina de sus otros Reinos y Territorios, Jefa de la Mancomunidad de Naciones y Defensora de la Fe.

Así, a partir de entonces, Isabel siguió siendo la reina: la séptima mujer en haber llegado al trono británico pero la primera en ser la más longeva, la más atípica y estrambótica en sus formas, la más popular en los medios, la más seria en sus reuniones con personas pero la más sonriente cuando se trata de perros, caballos u otros animales, quizá la más testaruda y entusiasta por conducir su propio coche y el personaje de la realeza con más figuras de cera alrededor del mundo y la primera que decidió pagar impuestos.

Finalmente, aunque en muchos sitios se diga o se lea que Elizabeth II es la sexta mujer en el trono, lo cierto es que es la séptima, la historia de quienes la precedieron lo confirma, ahí está Jane Grey, quien reinó sólo 9 días, del 10 al 19 de julio de 1553; Mary Tudor, de 1553 a 1558; Elizabeth I, de 1558 a 1603; Mary II, de 1689 a 1694; Ana Estuardo, de 1707 a 1714; la Reina Victoria, de 1837 a 1901, y Elizabeth II, desde el 6 de febrero de 1952 hasta hoy.