Instagram @emmaroberts

Emma Roberts tuvo endometriosis y congeló sus óvulos para poder ser madre

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz, quien ahora está en la recta final de su embarazo, pensó que su sueño de tener hijos no iba a ser realidad

Emma Roberts está en la dulce espera de su primer hijo, fruto de su relación con Garret Hedlund, pero antes de cumplir su sueño de ser madre, la actriz fue diagnosticada con endometriosis.

En una entrevista con Stephanie Danler, la artista de 29 años habló de sus deseos por convertirse en madre joven, los cuales pudieron haber sido truncados por los problemas de salud que comenzó a tener desde temprana edad.

“A los 16, pensé, para cuando tenga 24 estaré casada y con hijos. Luego tenía 24 y pensé, ‘¿recuerdas cuando dije que ya estaría casada y con hijos?’ Con el trabajo, especialmente con la actuación, los viajes, las horas, no siempre es propicio para establecerse de una manera tradicional”, aseguró la estrella juvenil.

Compartió en esa misma charla que desde que era una adolescente comenzó a experimentar ciertos cambios en su cuerpo que indicaban que algo no estaba bien.

“Siempre tuve cólicos y menstruaciones debilitantes, tan fuertes que faltaba a la escuela y, luego, tendría que cancelar reuniones”, declaró. Ante esos síntomas, acudió al doctor quien no detectó lo que realmente le estaba pasando, por lo que buscó una segunda opinión.

“Le mencioné esto a mi médico, quien no lo investigó y me envió a mi camino porque tal vez estaba siendo dramática. A finales de mis 20, tenía la sensación de que necesitaba cambiarme a una doctora. La mejor decisión. Hizo pruebas, me envió a un especialista”, recordó.

Al hacer nuevos estudios médicos, se dieron cuenta que tenía problemas de fertilidad por lo que congelar sus óvulos era una opción para que en un futuro pudiera reproducirse.

“Finalmente, se confirmó que no estaba siendo dramática. Pero para entonces, había afectado mi fertilidad. Me dijeron, 'Probablemente deberías congelar tus óvulos o investigar otras opciones”, explicó.

Ante ese diagnostico, admitió que le atemorizaba la posibilidad de no poder tener hijos, pero decidió buscar apoyo en mujeres que habían pasado por lo mismo.

“Comencé a abrirme a otras mujeres y, de repente, hubo un nuevo mundo de conversación sobre la endometriosis, la infertilidad, los abortos espontáneos, el miedo a tener hijos… estaba tan agradecida de descubrir que no estaba sola en esto. No había hecho nada 'malo' después de todo”.

Posteriormente decidió pasar por este proceso para congelar sus óvulos, el cual admite que no fue sencillo. Tiempo después logró embarazarse, pero no especificó si fue gracias a este método.

“Suena cursi, pero en el momento en que dejé de pensar en eso, nos embarazamos”, compartió.

Al inicio de su embarazo prefirió mantenerlo en completo hermetismo por si algo salía mal, pero ahora que está en la recta final está feliz de que pronto tendrá a su bebé en sus brazos. “Es hermoso saber que estás a cargo de crear el mundo de tu hijo. Me lo tomo muy en serio”, finalizó.

Contrario a los desesos de Emma Roberts, hay famosas que han hablado abiertamente de su decisión de no tener hijos, como Gloria Calzada.