Ver video

Katy Perry habla por primera vez de las acusaciones por acoso sexual en su contra

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante que está a punto de tener un bebé, se abrió en entrevista con el diario The Guardian

En agosto del 2019, el modelo Josh Kloss denunció a Katy Perry por acoso sexual. “Cuando me giré para presentarle a mi amigo, ella agarró la cinturilla de mis pantalones y mi ropa interior y la estiró todo lo que pudo para que todos a nuestro alrededor, incluidos sus amigos, pudieran verme el pene”, explicó Kloss en su denuncia pública.

Según contó en aquel mensaje de su instagram, Josh, de 39 años, participó en el video 'Teenage Dream' de la cantante y ahí fue donde la conoció. Ella fue linda y atenta. Pero cuando había otra gente delante, era fría como el hielo e incluso definió el hecho de tener que besarme como 'asqueroso' delante de todo el equipo de rodaje", escribió en aquel entonces el modelo, quien describió toda la experiencia de conocer a Katy como “vergonzosa y humillante”.

En ese momento, la denuncia de Kloss impactó no sólo por lo descrito en la acusación a Perry, sino porque su reflexión sobre hablar del hecho dejó abierta una discusión más profunda sobre las mujeres que ostentan algún poder. “Solo quiero demostrar que las mujeres que se encuentran en una posición de poder en la industria musical pueden resultar tan "crueles y perversas" como los hombres”, explicó.

A un año de todo aquel escándalo, Katy Perry ha dicho algo al respecto. En una entrevista con el periódico británico The Guardian , la cantante, que está a apunto de dar a luz a su primer hijo con Orlando Bloom declaró: “Vivimos en un mundo en el que nadie puede decir nada”, haciendo alusión a las acusaciones de Kloss.

La cantante prosiguió cautelosa y aclaró: “No quiero decir 'culpable hasta que se demuestre lo contrario', pero no hay control ni equilibrio: un titular simplemente vuela, ¿verdad? Y no hay ninguna investigación sobre ello”.

El reclamo a los medios que volaron la nota con un titular escandaloso fue evidente por parte de la cantante, quien además dijo que prefiere no añadir más ruido al caso hasta que se compruebe la verdad. Pero lo que sí dijo sin cautela es que en su opinión todo esto es “una distracción del auténtico movimiento MeToo ”.

Por lo pronto, la cantante sigue con la promoción de Smile, su quinto álbum de estudio que saldrá el próximo 28 de agosto.