¿Max y Emme Muñiz no quieren vivir con JLo y Ben Affleck?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Se dice que los hijos de la cantante no están muy felices con este matrimonio.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Tras las bodas de Jennifer Lopez y Ben Affleck mucho se ha especulado sobre si los actores no se llevan tan bien como esperaban. Incluso hace algunos meses se habló de una fuerte crisis matrimonial causada por las dificultades del actor por deshacerse de sus adicciones, en particular del tabaco, y porque ella estaba teniendo actitudes muy controladoras, al punto de elegirle la ropa para presentarse frente a los medios.

Con distintas apariciones por alfombras rojas y otros eventos, Ben y JLo han logrado apaciguar los rumores sobre sus supuestos pleitos, sin embargo hay muchos chismes alrededor de su matrimonio, pues gente cercana asegura y filtra a los medios más sensacionalistas que no es lo que parece.

Las especulaciones más recientes son sobre Max y Emme Muñiz, hijos de la cantante, quienes al parecer se rehúsan a mudarse a la casa que ahora comparten Ben y Jennifer. Y esto creció a partir de que fue la propia Jennifer quien reveló a la revista Vogue que su matrimonio “es un proceso que ha resultado complicado para Emme y Max. Tienen sentimientos muy intensos”.

Y esto ha derivado en que ninguno quiera vivir con ella, principalmente por el acoso constante de la prensa, que se la pasa acechándola para conseguir cualquier exclusiva, y por lo pronto ellos prefieren estar con sus amigos, como cualquier adolescente y no lidiando con que su mamá y su padrastro son superestrellas de Hollywood.

Según lo reportado por la revista Vogue, que tiene en portada a Jennifer Lopez este mes, parece que no hay fecha para que Emme y Max se muden de manera definitiva con su mamá, algo que sorprendió a muchos pues Emme acompañó a la cantante en su primera luna de miel por París y se le ha visto siempre muy pegada a la pareja igual que a su hermanastrx Seraphina Affleck, con quienes parecía existir una muy buena relación.