En 1978, Mia Farrow y André Previn adoptaron a una niña de nombre Soon-Yi Previn. La pareja se divorció y ella contrajo nupcias con Woody Allen. En 1992, la actriz descubrió la relación que tenía su esposo y su hija, debido a unas fotografías que encontró en el departamento de su marido en las que su hija aparecía desnuda.

AP

Mia Farrow contra Woody Allen: el divorcio que 40 años después sigue causando revuelo

facebook

twitter

whatsapp

Email

HBO estrena un documental que revive la pelea entre la actriz y el cineasta, al que se le acusa de abuso sexual

A finales de los 70, dos de los consentidos de Hollywood, Mia Farrow y Woody Allen, formaron una pareja envidiable. Ambos disfrutaban las mieles del éxito; ella protagonizando películas que ahora se les considera de culto y él ya con los clásicos ‘Sleeper’, ‘Annie Hall’ y ‘Manhattan’ en su filmografía.

El matrimonio no duró mucho, acabó en medio de un escándalo, pues se dice que todo estalló cuando ella encontró que Woody tenía fotos de Soon-Yi, su hija adoptiva de ocho años, desnuda. Además de que él le confesara que estaba enamorado de ella. Más tarde, en 1992, se supo que Woody y Soon-Yi tenían una relación. Ambos se casaron en 1997 y siguen juntos, además de que tienen dos hijos adoptivos.

Ahora, el escandaloso caso de Farrow contra Allen ha vuelto al ojo público a propósito de un documental de cuatro capítulos que produjo HBO y que acaba de estrenarse. Este domingo se emitió el primero de ellos, y en él se encuentran testimonios de Mia Farrow y sus hijos, Dylan y Ronan Farrow Sinatra, la primera que también acusa a Woody de abuso sexual en su infancia, y el segundo que ganó un Pulitzer tras publicar el caso de Harvey Weinstein .

Además de la familia Farrow, aparecen amigos de Mia que hablan sobre el matrimonio en cuestión. El documental es un compendio de entrevistas, audios, videos y documentos legales sobre el caso.

Pero algo ha llamado la atención de los críticos y de quienes han seguido el caso a través de las décadas: el relato. Y es que en este primer capítulo se aborda de manera exclusiva (y exhaustiva) la historia de Dylan Farrow, hija adoptiva de ambos, quien asegura haber sido abusada por el director de cine cuando ella tenía siete años. El testimonio de Dylan ha sido considerado como perturbador y desgarrador, pues narra con detalles su dolorosa experiencia. Aunque el tono de su testimonio también ha sido cuestionado por quienes aseguran que la serie comienza con un evidente desbalance de testimonios y pruebas en contra del cineasta.

Mientras tanto, en este recién estrenado capítulo, se puede ver la reconstrucción de los hechos desde la memoria de Dylan, quien habla de la soledad y el abuso que vivió en su infancia, y quien no se atrevió a hacer una denuncia formal de este supuesto abuso hasta el año 2014.

Por lo pronto, este lunes, un portavoz de Woody Allen y Soon-Yi criticó las acusaciones de abuso sexual hechas contra Allen y aseguró que los autores de este documental “no tenían interés en contar la verdad” y que hicieron un trabajo a modo, “plagado de falsedades”.

Al margen de esta miniserie de HBO, hay voces de otros hijos de Farrow (ella tuvo cuatro hijos biológicos y diez adoptados), que aseguran que Mia es agresiva y controladora. Tal es el caso de Moses Farrow, quien contó que la muerte de su hermana Tam en el año 2000, fue culpa de Mia, quien no atendió a sus síntomas de depresión.