Muere el Príncipe Felipe, esposo de la Reina Isabel II, a los 99 años

facebook

twitter

whatsapp

Email

El Duque de Edimburgo falleció en el Castillo de Windsor, según confirmó la misma Familia Real.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Hace sólo unas semanas, la BBC publicó un informe que decía que Felipe, duque de Edimburgo, iba a permanecer más días en el hospital Rey Eduardo VII, donde entró a causa de una fuerte infección de la que no se revelaron muchos detalles.

El esposo de la Reina Isabel II fue internado el martes 16 de febrero, y contrario a muchos pronósticos, respondió bien a su tratamiento; incluso fue sometido a una cirugía y pudimos verlo regresar a su casa, en una serie de fotografías que le dieron la vuelta al mundo.

Sin embargo, y tras el anuncio de que su salud se encontraba mucho mejor, este 9 de abril se dio a conocer que el Duque de Edinburgo había fallecido, a los 99 años de edad.

"Con profundo pesar, su majestad la reina ha anunciado la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el Príncipe Felipe, duque de Edimburgo", lee el comunicado que dio a conocer el Palacio de Buckingham.

"Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor", El texto, aunque breve, también dio a conocer que en las próximas horas se harán más anuncios alrededor del funeral y demás actos para honrar y despedir a quien fuera esposo de la reina desde 1947.

Tras el anuncio, se espera un periodo de ocho días de luto oficial que serían llevados por todo el personal en el Palacio de Buckingham. El fallecimiento de un miembro de un rango tan alto en la familia real trae con él un protocolo lleno de reglas y procedimientos que debe de seguir el estado.

Las banderas en las principales instituciones y establecimientos militares y navales se pondrán a media asta, así como la bandera estándar real que está sobre el palacio. De sus funerales no se ha dado mucha información, pero se espera que sea un servicio privado y que su cuerpo sea puesto a descansar en los jardines de Frogmore en el recinto del Castillo de Windsor.

Pero, ¿quién es Felipe de Edimburgo y cómo aprendió a ser el compañero ideal de la Reina Isabel II?

Nació en Corfú, una ciudad al norte de Grecia el 10 de julio de 1921. Y al momento de su nacimiento, Felipe ya era príncipe de Grecia y Dinamarca, al ser el único hijo hombre del príncipe Andrés de Grecia y de la princesa Alicia de Battenberg.

Cuando cumplió un año y medio, él junto con toda su familia huyó de su país debido a la guerra. Llegaron a Escocia, donde estudió hasta los 18 años para después alistarse en la Real Marina de Gran Bretaña como cadete.

Fue durante su servicio en la Segunda Guerra Mundial que la entonces princesa Isabel y él se enamoraron y formalizaron su relación.

En la víspera de su boda, el entonces Rey, Jorge VI, padre de Isabel II, le concedió los títulos de duque de Edimburgo, conde de Merioneth y barón Greenwich, y le otorgó el tratamiento de Alteza Real.

En 1952, después de haber hecho una buena carrera en la Royal Navy, fue ascendido a comandante, pero tuvo que dejar el puesto tras la muerte del Rey Jorge VI y el inesperado ascenso de Isabel al trono. Finalmente, cinco años después, Felipe fue nombrado príncipe del Reino Unido por la Reina Isabel II y tuvo que iniciar un proceso de integración a la realeza.

Dicen los que saben, que a Felipe le costó mucho acostumbrarse a estar a la sombra de Isabel, y que incluso al principio del matrimonio tuvo problemas de comportamiento por los que fue criticado y reprendido. Aún con ello, Felipe logró construir una familia, a punta de los diamantes de la corona. Así, tuvo cuatro hijos con Isabel: el príncipe Carlos de Gales, la princesa Real Ana, el príncipe Andrés, duque de York, y el príncipe Eduardo, conde de Wessex.

A pesar de todo, Felipe logró estar 74 años como esposo de la reina más longeva de Gran Bretaña y en los últimos años refrendó su estatus de buen compañero para la soberana británica. Su más grande legado es haber sido mecenas o presidente de casi 800 organizaciones que investigan y trabajan en beneficio del medio ambiente, el desarrollo científico y los deportes.

Desde 2017, Felipe dejó de tener compromisos públicos constantes por un tema de salud. Y no fue hasta este 2021 que, tras comenzar una travesía en hospitales de manera preventiva y sin muchos detalles, comenzó el temor de su partida. El 4 de marzo se anunció que había sido sometido a una cirugía de corazón.

Descanse en paz Felipe de Edimburgo.