Fin Costello/Redferns

Revelan que Frida, cantante de Abba, nació como parte de un experimento nazi

facebook

twitter

whatsapp

Email

Frida es una de los 8 mil niños nacidos de la “cruza obligatoria”; gracias a ella se supo de gente torturada, violada e internada en psiquiátricos

Durante los 70 y principio de los 80, el mundo conoció a un grupo de cuatro suecos que hacían muy buena música disco, dance y pop. Se llamaba Abba y, por lo menos en México, Estados Unidos y otros países de Latinoamérica, casi nadie pudo escapar a sus encantos. Al punto en que hasta grabaron en español y hasta los invitaron a Siempre en Domingo.

Pero hasta hace poco nadie sabía por lo que había pasado Anni-Frid Lyngstad, mejor conocida como Frida. Y es que según el diario argentino Clarín , Frida nació como parte de un proyecto alemán que buscó la propagación de la raza aria por todo el mundo.

Ella forma parte de los 8 mil niñas y niños nacidos del programa llamado Lebensborn o “cruza obligatoria”, y que se trataba de que los nazis embarazaran a mujeres de los países que ocupaban, en este caso mujeres noruegas, aún sin importar que fueran violaciones, y a lo que consideraban “obra social”.

Este horrible proyecto fue ideado por Heinrich Himmler, líder de las SS y uno de los principales responsables del Holocausto, en 1935.

El padre de Frida fue un soldado alemán que, enajenado por el plan Lebensborn, compró a Synni Lyngstad, mamá de Frida, con una bolsa de papas que significaba todo en época de hambruna producto de la Segunda Guerra Mundial. Para no ser violada, ella aceptó, y de ese acto nació Frida, cinco meses después de que terminara la guerra.

Frida no tuvo un destino distinto al de los miles de niños tratados como los “bastardos de los alemanes”. Incluso su abuela y madre tuvieron que emigrar a Suecia para evitar los estragos del estigma e hicieron todo por sobrevivir a la extrema pobreza.

Ya en Estocolmo su mamá murió ante de que fuera adolescente, pero con todo y todo, su abuela la apoyó para cumplir su sueño de cantar. Aunque antes de lograrlo, Frida tuvo que superar abusos, pobreza y soledad.

"No tenía muchos amigos, yo pensaba que todo acerca de mí estaba mal, que no había nada en mí que mereciera ser amado", dijo en una entrevista, según el Clarín.

La vida de Frida cambió cuando conoció a Benny Andersson con quien formó el grupo que después conocimos como Abba. Ya siendo famosa, según la misma publicación, una fan conoció su historia y la reunió con su padre, quien ya se había casado y tenido dos hijos.

Años más tarde, después de una dura depresión, Frida se divorció de Benny Andersson y se casó con el príncipe Heinrich Ruzzo Reuss Von Plauen, un miembro de la familia real alemana que murió años después a causa del cáncer.