Stefania D'Alessandro/Getty Images

Tiziano Ferro revela su verdad con el alcoholismo, la bulimia y la homosexualidad

facebook

twitter

whatsapp

Email

En su documental 'Ferro', el cantante cuenta que aunque estuvo al borde de la muerte, nadie le dijo que estaba en problemas

Después de años de una carrera exitosa, Tiziano Ferro enterró su carrera en México a punta de comentarios sexistas y racistas al hablar mal de las mexicanas. Aún hoy, muy pocos le han perdonado haber dicho que la única guapa de México era Salma Hayek porque las demás tenían bigote.

Y vaya que intentó redimirse, pues después de la metida de pata hasta aceptó dejarse depilar por Adal Ramones en 'Otro Rollo' . Ni el castigo ni la ‘humillación’ le valieron el perdón y su carrera se fue a pique, porque valga decir que después de Italia, México era el mercado más rentable para él.

Ahora, a 14 años del inicio del declive, Tiziano estrena el documental ‘Ferro’, donde cuenta parte de su vida adolescente, cuando tuvo que lidiar con el acoso por ser obeso y, en consecuencia, la bulimia; también de cómo pasó de una realidad de éxitos y giras por todo el mundo a tener problemas con el alcohol, al punto de padecer cirrosis, además, años después, las críticas por la aceptación de su homosexualidad.

Me convertí en una persona superfamosa a los 21 años, pero a esa edad no sabes quién eres, especialmente si llegas desde una ciudad pequeña como la mía, construida por la acción de Mussolini y en la que nunca se había oído hablar de igualdad o de respeto. Crecí sin saber quién era, porque no había personas como yo, que me dijeran que eso estaba bien y que lo importante era ser honesto", dijo en una entrevista para la agencia EFE.

Aunque el italiano pone por delante el contexto cultural europeo, donde beber no sólo está permitido sino que es un hábito alentado, y gracias a eso se camuflan los problemas de alcoholismo, acepta que lo que más le afectó fue que nadie, de todas esas personas que estaban cerca de él, le dijo tenía un problema.

En el documental que se estrena este viernes por Amazon Prime, se cuenta cómo es que siempre se intentó acallar cualquier rumor de su sexualidad. Incluso relata cómo una persona se encargaba de abrir las maletas y escoger la ropa que no podía ponerse por verse “demasiado gay”.

Habría que recordar que en 2010, luego de que Ricky Martin se declarara abiertamente homosexual, Tiziano decidió seguir el ejemplo y abrirse al mundo declarándose gay.

Actualmente, Tiziano vive en Los Ángeles, California, donde además de sus ocupaciones como cantante, hace un trabajo importante como padrino de otros alcohólicos y lucha todos los días por superar esos momentos oscuros, donde lo único en que podía pensar era en que el mundo se le venía encima por ser, ante los ojos de la sociedad y sus propios prejuicios: alcohólico, bulímico y gay.