Wendolee Ayala pudo cargar por primera vez a su bebé

Instagram @wendoleeayala

Wendolee anuncia feliz que su bebé ya está fuera de peligro

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante dio a conocer que su hija deberá aprender a respirar y comer por sí misma

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de varios días de angustia, ayer por fin, Wendolee Ayala anunció que su bebé Hannah Love ha mejorado, y que ya estaba fuera de peligro.

La bebé recién nacida sigue internada en el hospital recuperándose luego de la infección que contrajo al nacer el pasado 7 de enero por una complicada labor de parto de 28 horas.

Desde entonces, la cantante ha estado pidiendo a través de sus redes sociales oraciones para que su hija mejore de su salud, pues desafortunadamente, aspiró meconio, las primeras heces de un bebé al momento de nacer. Esto hizo que la pequeña tuviera neumonía, por lo que continúa en un hospital en Estados Unidos.

Durante una charla en un programa de espectáculos mexicano, la artista reveló cómo va el proceso de recuperación de su pequeña.

“La cosa va mejorando para mi Hannah, cosa que tengo que agradecer, apenas ayer le retiraron el ventilador, estaba intubada y ayer ya por fin se lo quitaron, ahorita tiene oxígeno, se desespera mucho pues es un bebé de diez días, tenemos mucha fe en que nos la llevaremos a casa pronto”, manifestó.

Además, Wendolee recordó cómo fue su embarazo, explicando que nunca sufrió complicaciones, por lo que nunca se esperó que pasara esto.

“Todo iba muy bien, todo mi embarazo estuvo perfecto, no tuvimos nunca ningún indicio que nos dijera que había una infección, no tuve fiebre, la niña estaba perfecta, cuando estuvimos en el parto todo indicaba que estaba perfecto. De repente fue cuando a mí me empieza a dar preclamsia, me empieza a dar fiebre, la niña se empieza a poner mal y es cuando me meten a hacerme la cesárea. El problema no tanto fue la duración del parto sino la infección que no captaron a tiempo, será un tema más adelante para abogados”, puntualizó.

“Lo que yo estoy segura es que hice todo lo que mis doctores me dijeron y que alguien, no sé quién fue, no se dio cuenta que había una infección dentro de la placenta, dentro del líquido amniótico, y eso originó todo esto, no sé de quién sea culpa, pero lo vamos a investigar. No le puede pasar esto a otra familia a otra mamá, donde una se presenta y confía en el médico y de repente te dicen ‘tenías una infección’ y la niña estuvo nadando quién sabe cuántos días en esta infección”, expresando que quizá existió negligencia médica.

Hasta el momento, Wendolee no ha podido amamantar a su hija, sin embargo, se ha extraído leche materna para guardarla y dársela cuando ella pueda.

“No la he podido alimentar porque ha estado intubada, de hecho, no la conocí hasta después de dos días, cuando a mí me abren la cesárea se la llevan inmediatamente. Tengo un recuerdo muy fuerte, donde una de las enfermeras se acerca a mi esposo que estaba al lado mío y le dice ‘por favor acérquese a la niña porque no va a sobrevivir’. Imagínate yo estañado en la plancha escuchando esto, fue un impacto muy fuerte”, recordó.

Afortunadamente, la bebé ahora se encuentra recuperándose, y de acuerdo a los médicos, Hannah no tendrá secuelas en su salud.

“Ahorita ya está fuera de peligro, mucho mejor, el pronóstico es que tiene que aprender a respirar y comer por si sola. Sigue retirarle el oxígeno y un catéter que le tuvieron que poner de su piernita a cerca de su corazón para poderle hacer llegar alimentación especial y medicamentos. Poderla subir de peso para que nos podamos ir a casita”.

“(Las secuelas) se han ido descartando y bendito Dios hasta ahorita Hannah no tiene ninguna secuela, obviamente vamos a ir viendo su crecimiento, pero no tiene problemas en el corazón, sus pulmones ya están recuperados, su cerebro está completamente bien”, finalizó.