¿A qué edad empieza la perimenopausia? Estos síntomas podrían sugerirlo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Desde variaciones en el ciclo hasta pérdida de deseo sexual, aquí te decimos cómo saber que estás por entrar a esa etapa.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Uno de los momentos más temidos por las mujeres y por lo tanto, uno de las que más dudas genera, es la menopausia, pero no hay de qué preocuparse, existe información médica suficiente para entender qué es lo que está por suceder y cuándo sucederá. Aquí te dejamos las claves para saber todo acerca de la coloquialmente conocida ‘premenopausia’:

Premenopausia y perimenopausia, ¿es lo mismo?

Primero lo primero, precisar los términos. De acuerdo con expertos, la menopausia tiene tres grandes etapas: la perimenopausia, la menopausia y la postmenopausia. La que nos concierne es la ‘perimenospausia’, la cual significa "alrededor de la menopausia" y refiere a ese tiempo de transición hacia la menopausia. Durante esta etapa lo que ocurre es que el nivel de estrógeno, la hormona femenina principal, sube y baja irregularmente dando lugar a una serie de síntomas que te enlistaremos más adelante.

Por su parte, hablar de ‘premenopausia’ es hablar del tiempo que transcurre desde la primera vez que llega la regla hasta que comienza la menopausia, lo que contempla un período de tiempo mucho más amplio y no se enfoca en dicha etapa de transición.

¿A qué edad es normal que llegue la perimenopausia?

Aunque la menopausia suele presentarse entre los 50 y 52 años de edad en promedio, si tienes poco más de 30 y estás experimentando ciertos cambios que indican que estás entrando en esta etapa de transición, no estás loca. De acuerdo con la Clínica Mayo -una de las más prestigiosas de Estados Unidos- es común que haya signos de progresión hacia la menopausia en cualquier momento antes de los 40 años, siendo frecuente el caso de mujeres que los experimentan a la mitad de sus 30.

No obstante, hay algunos factores que aunque no se ha comprobado en su totalidad que estén relacionados con esto, la Clínica Mayo los califica “de riesgo” por ser viable su influencia en la llegada temprana de esta etapa. Algunos de éstos son: fumar, antecedentes familiares, tratamiento de cáncer en la zona pélvica o histerectomía (cirugía para quitar el útero).

¿Cómo sé si estoy entrando a la perimenopausia?

Los síntomas que los médicos consideran más contundentes para saber si estás entrando en esta etapa son los siguientes:

  • Cambios en el ciclo menstrual: Que el tiempo entre un período y otro sea más largo o más corto que lo usual (irregularidad) o que el flujo sea más o menos abundante que antes (cantidad).
  • Problemas para dormir y sofocos: Es común que te cueste más conciliar el sueño y que durante la noche se presenten sofocos y sudoraciones.
  • Cambios de humor: La irritabilidad y los cambios abruptos de estado de ánimo también suelen ser característicos, en esencia, por todos los desvaríos hormonales.
  • Problemas vaginales y de vejiga: La lubricación y elasticidad de los tejidos en la zona pueden disminuir, lo que podría ocasionar más dolor al tener relaciones sexuales y contrubír a la incontinencia urinaria.
  • Disminución de la fecundidad: Tu capacidad de concebir se reduce considerablemente, sin embargo, se recomienda usar métodos anticonceptivos hasta que dejes de menstruar durante 12 meses, es decir, cuando comienza la menopausia formalmente.
  • Variación en deseo sexual: El impulso y deseo sexual pueden verse afectados, aunque eso no debería interferir en la satisfacción de la relación sexual como tal.
  • Pérdida ósea: En esta etapa es normal que el hueso se desgaste más rápido y que su fragilidad aumente.
  • Cambios en niveles de colesterol: Éstos pueden aumentar por la disminución de estrógenos, por lo que es recomendable monitorearlo con un médico.

Todos estos síntomas suelen aparecer de manera paulatina y en ocasiones, sutil, por lo cual expertos sugieren acudir al médico cuando consideres que algunos de estos cambios se están presentando de manera agresiva o están interfiriendo con tu bienestar físico y mental.