Aromaterapia, ¿ya la probaste?

Yagi-Studio/Getty Images

Aromaterapia y bienestar van de la mano

facebook

twitter

whatsapp

Email

La aromaterapia como la conocemos hoy es relativamente moderna, pero sin duda tienes que probarla.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La aromaterapia es una terapia alternativa que ofrece beneficios a través de la percepción de olores de aceites esenciales. Desde la antigüedad se asociaba el mal olor con enfermedades. Culturas milenarias como egipcios, chinos, griegos y romanos ya usaban los aceites de diferentes plantas para propósitos terapéuticos o medicamentos, además de perfumes y cosméticos.

La aromaterapia como la conocemos hoy es relativamente moderna, pero sin duda tienes que probarla. Te recomendamos hacerlo en casa aplicándotela por tu cuenta o poniendo algún humidificador. También puedes hacerlo con tu pareja o ir a algún spa y dejarte deleitar con los aromas y el bienestar que te brindarán.

Bienestar sobre el cuerpo
Basta con frotar tu piel con aceites esenciales y dar un suave masaje. Al actuar simultáneamente con varios sentidos, es una experiencia deliciosa.

Para hacerlo en tu casa solo necesitas tomarte una tarde. Ya sea que elijas la terapia a solas o con compañía, comienza por encender algunas velas o bajar la luz como mejor te guste. Debes buscar una postura cómoda. También puedes escuchar sonidos de la naturaleza o música relajante. Finalmente, disfruta de las esencias en tu piel y en el ambiente.

via GIPHY

Velas, aromas... ¿amor?
Si deseas hacerlo sin ropa, es mejor que alguien te ayude y nada mejor que compartir esta maravillosa experiencia con tu pareja. Sin importar quién empiece, brindar y recibir este tipo de terapia es muy gratificante.

Te recomendamos utilizar lavanda, jazmín, rosa o eucalipto, aunque los cítricos, además de relajantes, son muy sensuales. Empieza por sus sienes. Puede mirar una vela y meditar mientras haces este paso. Continúa por su cuello, de arriba a abajo. Toma más aceite si lo necesitas. Termina por su espalda, da un masaje con tus manos bañadas en aceite, hazlo con calma, relájate y gratifica a tu pareja.

En fin, si vas a tener una sesión de aromaterapia, solo disfruta y déjate consentir.