iStock

Cinco tips de cocina que cambiarán tu vida

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recomendaciones para ser una pro en la cocina que desearías haber sabido antes.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Es cierto, cocinar a veces puede ser tedioso y complicado, pero no tiene por qué ser así. Ya sea que te encante cocinar o que lo hagas solamente por necesidad, hay pequeños ajustes que pueden hacer más fácil y llevadera tu experiencia. Para demostrarlo, te dejamos cinco consejos que estamos seguros, te ayudarán a optimizar tus tiempos o verte como toda un profesional gastronómica. ¡Aquí van!

1) Enfría el vino súper rápido: Clásico, tus invitados llegan y tú te das cuenta que no metiste el vino al refrigerador. No te preocupes, lo único que tienes que hacer es buscar una jarra o recipiente grande -en donde quepa toda la botella- llenarla de agua helada y agregarle un pequeño puñado de sal. Mete la botella y déjala unos 15 minutos. Verás cómo, al sacarla, quedará helada… ¡como si hubiera estado horas en el congelador!

2) Sirve tu postre como un profesional: ¿Harto de que cada vez que sirves un pay o tarta sostengas una eterna pelea con el cuchillo? Tenemos la solución. Sumerge un la hoja de un cuchillo afilado en agua caliente unos segundos. Luego retira el agua con una toalla seca y procede a cortar tu pastel o tarta en rebanadas, verás que quedarán como de restaurante.

3) Exprime hasta la última gota de tu limón: Para que aproveches absolutamente todo el jugo de tu limón, mételo al microondas de 7 a 10 segundos. Sácalo, colócalo sobre una mesa y con la palma de tu mano, enrolla el limón de un lado a otro. Ahora apriétalo y prepárate para obtener absolutamente todo el jugo del limón sin el mínimo esfuerzo.

4) Haz que las hierbas duren mucho más: De lo peor que te puede pasar es comprar hierbas frescas y ver que al día siguiente ya están marchitas. La próxima vez que compres perejil o cilantro, recorta las puntas de los tallos y coloca el resto del ramo en un vaso pequeño con agua. Luego coloca una bolsa de plástico sobre el ramo (cómo se ve en la fotografía) y átala al vaso con un hilo o mecate. Almacénala así en tu refrigerador o alacena y verás cómo se mantiene fresca hasta por dos semanas.

5) Rescata esa sopa que quedó muy salada: Si hiciste una sopa deliciosa pero se te pasó un poco (o un mucho) la cantidad de sal, agrega en la cacerola unas rodajas de manzana o papa cruda. Cocina a fuego lento durante diez minutos y después retira y desecha las rodajas. Con esto, ¡es muy probable que el sabor ya se haya equilibrado!

Pequeñas acciones como estas, pueden hacer la diferencia entre batallar con la cocina, y disfrutarla, así que esperamos que te sean útiles e impresiones a todos tus invitados.